Facebook Twitter Youtube Instagram
ghostbelmez1

Por la cara

Miércoles 15 de junio de 2011  

Entre las afirmaciones que se convirtieron en lugar común en estos últimos años una de las más curiosas es la que informaba de manera rotunda de que estas nuevas generaciones son las más preparadas de la historia de nuestro país. Quien así se expresa suele granjearse la simpatía popular dado que tras semejante dato solo cabe la alegría y el aplauso cerrado. Qué poco éxito tiene, en cambio, quien matiza diciendo que frente a una élite muy cultivada, que en ocasiones ha de marcharse al extranjero, hay también un sector de la población joven (el treinta y tantos por cien) que ha abandonado las aulas sin apenas terminar el graduado escolar. En mi opinión, la condición básica para que una sociedad cambie es no temer a las malas noticias: aquellas de las que somos inocentes, pero también esas otras en las que compartimos una parte de responsabilidad. Solo el 6% de los nuevos universitarios se decanta por carreras de ciencias. ¿Cuál es el motivo? ¿La dificultad de la carrera en sí? ¿La idea de que en tu país no encontrarás trabajo? Puede ser una mezcla de ambas, porque también se estudia Periodismo y las perspectivas laborales son aún peores.

EL ARTICULO SIGUE AQUI>>

Facebook comments:

2 respuestas a: Por la cara

juanpe Dice: Miércoles 15 de junio de 2011

la ocde en sus informes sobre la economía española, destaca que mientras en el resto de Europa occidental, el porcentaje de licenciados en ciencias y tecnlogía supera el 33%, en España dicho porcentaje está en el 13%, y subraya que mientras no se eleve significativamente ese porcentaje, la economía española no alcanzará el nivel de desarrollo de esos otros países. Pero claro, esos no debates no interesan…..

magu Dice: Jueves 13 de octubre de 2011

Tendrían que dar una asignatura de mundología en la s universidades. Que sabe un estudiante de la vida real si hasta entonces ha estado viviendo del patrimonio patriarcal?

Si no tienes Facebook, también puedes dejar tu comentario:

© Elvira Lindo 2014