Facebook Twitter Youtube Instagram
maja

Papuchi

Lunes 9 de agosto de 2010  

“Haciendo esta serie aprendí muchas cosas, entre otras, que en España eres, fundamentalmente, lo que dices que eres. Como en estos Tintos la narradora hablaba mucho de su torpeza, su neurosis, su falta de fe en la cultura, etc., muchos se creyeron que me definía a mí misma. ¿Por qué no se entregan al humor, pensaba yo, de manera inocente?”
Elvira Lindo

Yo no sé si les pasará lo mismo a Vargas Llosa, a Eduardo Mendoza o Luis Landero pero yo, desde luego, cada vez que me hacen una entrevista, sólo digo gilipolleces. Y no sé por qué sucede eso, la verdad. La otra tarde esperaba en casa a un periodista de una revista literaria que venía a entrevistarme en mi calidad de escritora de masas y pasé la mañana preparándome unas cuantas frases impactantes para que no me pasara lo de siempre. Luego le dije a dicho periodista que me mandara la entrevista antes de publicarla porque a partir de ahora quiero cuidar mi imagen, que considero un poquito deteriorada. La entrevista ha acabado teniendo los siguientes titulares: “Mis hijos son el motor de mi vida”, “Sólo dejaría mi profesión si un hijo me necesitara”, “los hijos me han hecho menos egoísta”, “cuando vi la carita de mi hijo al nacer, lloré”, “sólo me queda plantar un árbol”. Y todo esto estaba ilustrado con una foto de mi persona en bikini al borde la piscina tumbada como la duquesa de Alba (como la de Goya, se entiende, no como la actual). El periodista era un tío preparadísmo, la verdad, trabaja para esta revista literaria pero también vende reportajes a las revistas del corazón. Según. A mí me encantan los periodistas jóvenes de ahora porque son gente superbursátil. Yo se lo digo cada cinco minutos a los niños, hijos míos, ya podeis prepararos que ahora el mundo es muy competitivo. Y me miran con esa cara de empanaos que se les pone en verano que ganas te dan de cruzarles la cara. Y si no se la cruzo es por coherencia, no voy a estar declarando públicamente que son el motor de mi vida y de puertas para adentro repartiendo collejas. El caso es que el periodista me llama y me dice que dado el tono de la entrevista va intentar venderla al “Qué me dices” o así, aunque lo ve difícil.

Dice que con Ana García Obregón le pasó al contrario, que él iba con la idea de hacerle una entrevista humana al borde del mar y que como ella se puso a hablar de biología molecular y toda la pesca, pues la mandó al “Muy interesante”, pero que el director se la rechazó porque le dijo que Ana tiene una imagen que se da de hostias con la revista. Yo le dije que es que en España encasillan a la gente enseguida, y me dijo, no lo sabes tú bien. Y me dijo que le hizo el mes pasado una al padre de Julio Iglesias (papuchi) y que como acabaron hablando fundamentalmente de su potencial espermatozoidal se la está intentando colocar a la revista del Colegio de Urólogos pero que de momento no la van a publicar por ser, dicha entrevista, desalentadora para el enfermo: dicen los urólogos que como el paciente vea eso en la sala de espera el paciente se deprime. Y yo le dije al pobre periodista, pues hijo, qué lío llevas a nivel contenidos. Y me dijo: entre todos van a conseguir que deje la profesión. Y a mí me dio pena que un muchacho tan bursátil se venga abajo víctima del sistema y le hice un préstamo. Y lo cuento porque creo que si todos actuáramos así el mundo sería de otra manera.

Facebook comments:

3 respuestas a: Papuchi

julio Dice: Lunes 9 de agosto de 2010

Esta mañana no podía acceder a internet y me puse a leer la revista Cantabria n136 octubre diciembre 2009 que le dan a ni madre en la caja. ¡Avía una entrevista con Antonio Muñoz Molina; personaje extraordinario del mundo literario! ¡Bueno yo conocía un poco al escribano, pero que fu mi sorpresa a leer sus respuestas! ¡Me sentí como su hermano del alma, como si le conocía de siempre!
¡En hora buena por su elección!

elvira Dice: Martes 10 de agosto de 2010

Queridos amigos: para evitar confusiones, estos artículos son de hace años…. Es que veo que hay gente que aún no se ha dado cuenta.
Besos y gracias por estar aquí,
elvira

AROA Dice: Jueves 7 de abril de 2011

Creo que definitivamente estos tintos crean adicción. ¿Puede ser que esté descuidando mi labor profesional, en mi horario profesional, a cuenta de los tintos? …
MUY GRANDE ELVIRA. Gracias por tu humor tan exquisito e inigualable!
Llevo unos días obsesionada con conseguir los tres libros de los tintos, pero leo por todos lados que están descatalogados… Eso como puede ser???

Si no tienes Facebook, también puedes dejar tu comentario:

© Elvira Lindo 2014