Facebook Twitter Youtube Instagram
fake-teeth-with-eyes1

Dientes, Dientes

Lunes 2 de agosto de 2010  

“En esa comedia por entregas que fue el “Tinto de Verano” uno de los personajes fundamentales era Bicoca del Fresno, la amiga pija, facha y amoral de la autora. Bicoca del Fresno, rubia teñida, esquelética, habitante del cogollito del barrio de Salamanca, admiradora de Aznar, de la España eterna, pero sobre todo, defensora a ultranza de sus propios intereses. Aquí la tenéis, Bicoca, ese ser…”

La otra tarde Bicoca me llamó (con una ironía no carente de mala hostia) “la mujer talibana”. Y todo porque va y me dice que si me iba con ella al odontólogo. Y yo la dije que para semejante planazo yo no le digo a mi santo ahí te quedas cuidando el manzano. No me compensa. Y ella me dijo, te tiene dominada, y tú no le debes nada a ese individuo. Y la dije, no es eso, Bicoca, tú como eres viuda desde siempre, no lo entiendes. Y ella insistiendo, anda vente, boba. Me dijo que iba a pedir presupuesto para ver si le podían adaptar la dentadura de su madre a Cayetano, su mítico boxer, que al igual que Chiquitín se está quedando sin boca. Yo la dije (me salió del alma), ay, Bicoca, y cómo le vas a quitar los dientes a tu madre para ponérselos a un perro. Y se puso, superexaltada, dijo que parecía mentira, que yo, que iba de supermaja, hiciera esa diferenciación entre el ser humano y el animal, y me habló de esa superioridad injusta del hombre sobre el resto de los seres vivos de nuestro planeta y me habló del planeta en concreto, y cuando yo ya estaba a punto de decirle, mira, Bicoca, llama a Rosa Montero, que a lo mejor con ella te entiendes mejor, se ve que se hartó de tanto verborrea ecológica y dice, “y qué coño, si mi madre no quiere comer más que con pajita, si yo hoy por hoy veo a mi madre con dientes y no la conozco.

La última vez que yo se los quise poner, el 14-M, día de infausto recuerdo, la dije, mamá, para votar te pongo los dientes, porque hay muchos compañeros que me conocen en el colegio del Pilar, y la tía me pegó un bocao que me saltó la uña postiza, así que dije, sanseacabó, a tomar por culo los dientes. Dime tú para qué los quiere, para que estén muertos de risa en un vaso en la mesilla de noche. Ah no, las cosas por adorno no pueden estar, las cosas para usarlas. Yo le llevo la dentadura a mi amigo y, oyes, que me dice que se la puede adaptar a Cayetano, divino, que me dice que me va a salir por un huevo de la cara, pues nada, que se joda el perro y que coma de la papilla de higadillos de mi madre, y la dentadura vuelve al vaso y tan ricamente; una tercera posibilidad, nada desdeñable, es que el odontólogo me la quiera comprar para adaptársela a otro ser humano. Yo a estas alturas de mi vida no me cierro ninguna puerta”. Y después me dijo, ya de malos modos, que si la acompañaba yo también podía pedir presupuesto al odontólogo para Chiquitín, y yo la dije, pero Bicoca, de dónde saco yo ahora una dentadura postiza, y ella me dijo, pues de algún ser querido que no la use mucho, algún tío del pueblo, dijo; y yo la dije, a mis tíos no los llamo ni por navidades, así que no les voy a llamar de pronto para pedirles la dentadura; y entonces ella, ya fuera de sí, me dijo que todo eran excusas, que lo que pasaba es que mi santo me tenía anulada por completo y entonces fue cuando me llamó talibana. La colgué. Y luego me pegué una llorera…

Facebook comments:

14 respuestas a: Dientes, Dientes

Alberto Dice: Lunes 2 de agosto de 2010

como siempre, enorme Elvira.
Un abrazo.

Enrique Dice: Lunes 2 de agosto de 2010

Llama a Rosa Montero ajajajajajaja!

Ninguno Dice: Lunes 2 de agosto de 2010

Mira que plantar a Bicoca con la escusa de no dejar solo a tu santo… para que luego te de de lado como hizo cuando lo de : a tomar por culo el albaricoque. Y no le faltaba razón en lo de “talibana” a esa amiga que te da tan buena conversacion a cambio de nada. Te estuvo bien la llorera, para que espabiles.

Manuel Couceiro Dice: Lunes 2 de agosto de 2010

Madre mía, que semana, primero Antonio y ahora tú, Elvira!!! Así da gusto. Nada, nada, que siga esto :-)

Gracias por esta tu nueva página.
/Manuel

Sonia Sierra Dice: Lunes 2 de agosto de 2010

Qué rico volver a saborear un buen “Tinto de verano”.

Carmen Dice: Lunes 2 de agosto de 2010

Hola Elvira, felicidades a ti a tus ayudantes por la nueva página. Estos días estoy leyendo los tintos de verano que subes a facebook y se me ha antojado pegarme un atracón. He ido a la casa del libro, al fnac y al corte inglés y no los tienen porque están descatalogados. ¿Sabes -o sabe otro lector que me lea- de alguna librería que los puedan tener en stock? Gracias.

Ana Jurado Dice: Lunes 2 de agosto de 2010

(No me funcionan las tildes, aviso.) ¿Pero de donde sacas tu estas ideas de ponerle la dentadura al perro?Yo es que me parto.¡Que grandes eran esos Tintos!¡Y esos personajes tan buenos!Deberias hacer una serie de cortos con ellos. Estaria genial.A mi me parece todo un ideote.Mil gracias Elvira.

Ed Dice: Lunes 2 de agosto de 2010

Yo creo que Carmen Lomana se inspira en Bicoca para sí misma. ¡Qué buena y nueva web!

María Dice: Lunes 2 de agosto de 2010

Que fuerte, que fuerte, que fuerte, o sea, Bicoca hija comprale a tu xuxi una dentadura nueva, mujer no seas tan rácana,!!!! jooooooo!!!!, hija, es que eres de lo más tuti piruli, total, a lo que iba, otro sorbito de tinto, mmmm, que fresquito, a mi me gusta con mucho hielo, entre sorbito y sorbito te leo Elvira, ¿qué decirte de tu amiga?, pues que es de esas amigas qué cuenta contigo para todo, no me digas, encima que la pobre te ha hecho una confesión tan personal va y te pones a llorar…. anda que la bombin.
Por cierto esta Bicoca del Fresno, no será la de los Fresnos de toda la vida ¿no?, como sea esa….. menuda está hecha.

Ines Dice: Martes 3 de agosto de 2010

Ay, la pija Bicoca, Chiquitín orinando en los calabacines, Evelio con el Ave María de Bisbal en la famosa zanja, tu santo con la mochila de fumigación y su manzano, Omar con sus manguitos y los cuatro o cinco hijos al retortero… ¡qué buenos recuerdos veraniegos! Leí tus Tintos de Verano ni se sabe cuántas veces, seguramente una por verano desde entonces (ahora estoy con uno otra vez). ¡Y LOS ECHO DE MENOS! Elvira, en serio, ¿no podrías escribir más Tintos? Si no como artículos en El País, sí como libros enteros, tus fans te lo agradeceríamos mucho. Con éstos u otros personajes nuevos, creo que tienes imaginacion para rato… Un saludo y gracias por tu escritura, a mi me levanta el ánimo (no sólo la cómica).

Mak Argo Dice: Martes 3 de agosto de 2010

¿”la” dije? ¿”la” colgué? ¿esto es del personaje o de Elvira? ¡hmmm!

elvira Dice: Martes 3 de agosto de 2010

Querido Mark, los laísmos son de Bicoca y del personaje narrador, que no soy… exactamente yo. Me encantaban los laísmos. Todo era una broma, ay, de quien no lo entendiera…
besos a todos,
la propietaria

julio Dice: Miércoles 4 de agosto de 2010

¡Venir a Santander y leer el diario montañés paras conocerla!
¡Qué pena que tenga ya usted un santo!

Eva Dice: Viernes 13 de agosto de 2010

De repente un oasis en el desierto veraniego de tus artículos: Elvira tiene página web, blog, y no se cuántas entradas para deleitarnos!! Lo he descubierto hoy y aún no me lo puedo creer.
Enhorabuena por la web y el blog, y gracias. Gracias por estos tintos veraniegos, éste en concreto roza lo inmejorable.

Ahora ya en lo q pienso es en el 3 de septiembre y empezar a leerte en un nuevo registro.

Besos y feliz verano.

Si no tienes Facebook, también puedes dejar tu comentario:

© Elvira Lindo 2014