Facebook Twitter Youtube Instagram
Jovenes_Madrid

Cuando la vida hace daño

Sábado 30 de octubre de 2010  

Artículo de Rosa Montero
El País (Babelia)

Son ocho capítulos, en realidad ocho cuentos. Porque cada uno se puede leer de manera autónoma. Pero estas ocho piezas se van entretejiendo, se van engarzando, y acaban construyendo una historia entera. Una historia cotidiana, modesta, sencilla. Porque, literariamente, Elvira Lindo siempre ha tenido la vocación de la sencillez, de lo doméstico, lo menudo, lo humilde. Recordemos que su anterior novela, la estupendaUna palabra tuya, tenía a una barrendera como protagonista: ¿se puede pensar en un personaje más claramente antiépico? La protagonista de Lo que me queda por vivir es, digamos, menos proletaria, pero también se mueve en esos confines polvorientos de la sociedad, allí donde llegan difícilmente los rayos del sol y la vida no es que sea cruel, sino que es fea, de una fealdad abrumadora que asfixia y desespera. Y cuando hablo de confines polvorientos no me refiero a un lugar, a una barriada (Lindo no suele escribir sobre ciudades sino sobre barrios: otra muestra de su deliberada elección de lo pequeño), sino a una desolada manera de existir.

El artículo sigue aquí

Facebook comments:

4 respuestas a: Cuando la vida hace daño

Al59 Dice: Sábado 30 de octubre de 2010

La comparación final no me parece afortunada, pero quitando eso es una reseña espléndida.

cas Dice: Domingo 31 de octubre de 2010

He leido tu libro que me ha resultado entrañable y la reseña o crítica que hace Rosa Montero me parece magnífica. Las dos podeis sentiros altamente satisfechas.

Elena Dice: Domingo 31 de octubre de 2010

Elvira,me has “robado”literariamente”parte de mi vida,pero tú lo has expresadoinfinitamente mejor de lo que podía hacerlo yo.Y respecto a Rosa Montero(he recortado el artículo y lo he guardado para mi hija) siempre atinas en mi corazón.Gracias

Emma Dice: Lunes 6 de diciembre de 2010

Excelente comentario de la novela.Rosa Montero ha rescatado los mismos retazos que a mi me han emocionado…Anadiria uno mas: “…fueron educadas para esconder las heridas y no quejarse…”.Gracias por encontrar las palabras que expresan todo lo que yo pienso.

Si no tienes Facebook, también puedes dejar tu comentario:

© Elvira Lindo 2014