Facebook Twitter Youtube Instagram
 

¿Sólo la cárcel?

domingo 23 de junio de 2019  

Llamar a las cosas por su nombre. Fue violación. No cabe exigir a una mujer aterrada un comportamiento heroico que podría costarle la vida. No pudo expresarlo mejor la fiscal del caso de La Manada. Aún resuenan en nuestros oídos cómo aquellos que con incontenible desparpajo suelen opinar de todo, de pronto se inhibieron y defendieron una prudencia colectiva porque, decían, no habían visto el célebre vídeo. Al parecer el vídeo debería haberse emitido por televisión para contener una reacción feminista que, a juicio de estos inesperados opinadores cautelosos, era claramente irreflexiva. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

Fatiga de la compasión

sábado 15 de junio de 2019  

Los pobres ya no son lo que eran. Los pobres que veíamos los que no somos pobres estaban en la puerta de las iglesias con la mano tendida. Eran los mendigos galdosianos que formaban parte de la comedia humana. Eran personajes y actuaban como tales. En algunos casos, hasta respondían a un nombre propio. Ocurre que cuando Cáritas hace público su informe sobre la pobreza no podemos dar crédito a las cifras que nos presentan: más de ocho millones de personas en España están en peligro de exclusión o viven en ella de manera persistente desde hace años. Un 18% de la población. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->> 

 

Que Viene Trump

sábado 8 de junio de 2019  

No sé si cuando Trump viajaba la semana pasada a Londres había visto la serie, When They See Us, en la que él aparece poco, pero significativamente. Dicen que padece problemas de atención, así que no creo que aguantara los cuatro capítulos, pero a sus oídos llegaría el clamor del alboroto. When They See Uscuenta la historia real de cuatro chavales negros y uno hispano, todos rondando los 15 años, a los que se acusó de haber violado brutalmente en Central Park a una joven corredora una noche de abril de 1989. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->> 

 

La Versión de Ilsa

sábado 8 de junio de 2019  

Conocemos a Ilsa. Todos aquellos que hemos leído La forja de un rebelde la conocemos a través de la mirada de Arturo Barea. Ilsa es esa mujer que aparece una noche de noviembre de 1936 en la quinta planta de la Telefónica, allá donde Barea trata de ejercer, en medio del caos, de censor de las crónicas que los corresponsales extranjeros escriben sobre la guerra de España. De pronto, hace su aparición: “Ya había pasado los 30 y no era ninguna belleza. ¿Para qué demonios me mandaban a mí una mujer desde Valencia? Ya era bastante complicado con los hombres. Mis sentimientos, todos, se rebelaban contra ella”. Sabemos también que en muy poco tiempo las suspicacias de aquel hombre áspero y desabrido que era Barea se disipan, y su recelo se transforma en admiración por esta camarada inesperada de aspecto rotundo. En admiración y en un amor sólido que los unirá hasta la muerte del escritor, en 1957. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

La Burla Que Mata

sábado 1 de junio de 2019  

La burla incumbe a nuestra autoestima, al sentido del ridículo, nos condena a la exclusión y nos hace sentir culpables y desgraciados a un tiempo. Si esa mofa está provocada por escenas que muestran un comportamiento de naturaleza íntima, entonces nos arrebatan lo más sagrado, que es el pudor. Nos dejan socialmente desnudos, desarropados. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

La Suerte de las Feas

domingo 26 de mayo de 2019  

El País: “LA SUERTE DE LAS FEAS” El pasado 8 de marzo será recordado porque salieron a manifestarse a las calles españolas casi un millón de mujeres feas. El número de hombres fue más numeroso este año. Ellos no han visto ligado jamás su grado de belleza a una ideología o a un activismo. Que yo sepa, nadie ha informado sobre el grado de fealdad de los huelguistas de los astilleros, de la minería o la de los activistas por los derechos civiles. Pero algo ocurre con el movimiento feminista, algo prodigioso, sucede que cuando los hombres caminan junto a las mujeres en las manifestaciones se obra el milagro y la fealdad se les contagia. No son tan feos como las mujeres, pero van camino de lograrlo. Mientras tanta fea se recrea en su suerte, las pobres guapas esperan atemorizadas en sus casas a que se retire esta marabunta. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

Melancolía o Chulería

domingo 19 de mayo de 2019  

Dicen que no conoces bien a tu hermano hasta que no llega el momento de repartirse una herencia, ni a tu pareja si no te ves en la situación de acordar un divorcio. Todos los dichos populares se me antojan deprimentes por la idea miserable que muestran del ser humano. Pero admitamos que si existen es porque reflejan situaciones recurrentes. Este de las herencias y los divorcios lo leí en un reportaje del Expresso portugués sobre el bullying entre hermanos. ¿Hay que admitir que cualquier amor puede degradarse, sea filial o sentimental, cuando se trata de ceder algo para alcanzar un punto de acuerdo? Escuché hace bastantes años al magistrado Martín Pallín afirmar que las organizaciones vecinales debían evitar que los conflictos entre vecinos acabaran en un juzgado. Esta idea, escuchada en mis años de formación, se me viene a la mente cada vez que observo cómo esa incapacidad emerge en la vida pública y sacude nuestra convivencia.
EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

He vivido tan poco

sábado 11 de mayo de 2019  

Se habla de la brutalidad de las redes sociales, de su condición de hábitat perfecto para los psicópatas que desahogan su crueldad en zapatillas de andar por casa, pero no hay que desdeñar la otra posibilidad que nos brinda el medio, la de falsificar nuestra propia vida. Veo algunas cuentas de Instagram y me pregunto cuánto de precaria debe de ser una autoestima para someter la imagen a esa serie de filtros que transforman a una muchacha normal en una modelo; cuánta frustración luego al comprobar que lo real no suele coincidir con la ensoñación romántica. Vidas envueltas en brillibrilli y frasecillas cursis de pie de foto. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

PREGÓN DE SAN ISIDRO 2019

viernes 10 de mayo de 2019  

No busco Madrid porque Madrid va siempre conmigo. Soy su esencia, soy Madrid. Soy Madrid porque, como decía Galdós, el madrileño, la madrileña, es fruto de andaluz y aragonesa, o viceversa, y con eso quería decir que Madrid asume sin trauma que sus ciudadanos hayamos nacido en cualquier lugar de España o del mundo. Soy Madrid porque nací en Cádiz. Soy Madrid porque jamás vi a mis padres perdidos o desarraigados, jamás acomplejados por llegar de fuera. Ellos, de inmediato, fueron madrileños. Lo eran porque la mayoría de nuestros vecinos venían de Extremadura, de Andalucía, de Castilla, de Aragón, ¿quién habría entonces de sentirse pueblerino o provinciano? Los abuelos y las abuelas de mi barrio atestiguaban con su presencia que casi todo el mundo tenía un pueblo esperando para los días de verano, y eso de tener un pueblo te daba una categoría, pero tras un año de vivir en esta ciudad, Madrid te había puesto el sello y ya no había forma de eludir su influjo. Y no es que te hubieras hecho de Madrid, es que ya eras Madrid, y te movías por los descampados y jugabas en los parques pelados de árboles con el mismo orgullo que si se tratara de un territorio histórico, adoptabas el acento del barrio imitando a los otros niños y cuando volvías al pueblo por vacaciones te dabas cuenta de que eras madrileña porque así te nombraban: “la de Madrid”.

Continue reading “PREGÓN DE SAN ISIDRO 2019” »

 

Manual del Buen Votante

sábado 4 de mayo de 2019  

“MANUEL DEL BUEN VOTANTE” Viene haciendo falta. Porque luego ocurre que votas a lo loco, por los motivos equivocados, y cuando se hace el recuento, con mucha razón, te tienen que reprender. Hace falta una guía para no votar a lo bonzo, obligando a Aznar a salir a la palestra de nuevo a reprender a esos electores que, víctimas de “una ignorancia temeraria”, votan a quien no deben. Así ha sido, hubo ingenuos que tras escuchar al líder Casado aquello de que los votantes de Vox debían volver a la casa común de la derecha sin complejos, que era el PP, decidieron votar al original en el sentido extremo y no al que se iba convirtiendo en copia. Qué más daba, si luego formarían gobierno, como en Andalucía. Hubo otros que, veleidosos, optaron por Ciudadanos, que era como lo mismo, pero sin corrupción. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

© Elvira Lindo 2014