Elvira Lindo

 

Capital de la Franquicia

Miércoles 29 de julio de 2015  

A pesar de que estos dos días se hace recuento de los nombres ilustres que compartieron charla y café en sus mesas, lo realmente bueno de #ElComercial era que no pertenecía a los escritores, ni a los dibujantes, ni a los guionistas, ni a los jugadores de ajedrez, ni a los cómicos, ni a los cronistas que con tanta frecuencia poblaron sus salas, la de arriba y la de abajo. Lo atractivo era el público heterogéneo, que no se sentía intimidado por el peso de la cultura; su salón abrigaba tertulias de abuelas en invierno, que tomaban café con churros y limonada en verano, y que asombraban con su viva presencia a los extranjeros que suelen señalar, como una de nuestras peculiaridades, la gran actividad social de los viejos, más aún de las viejas, amantes de las cafeterías. EL ARTICULO SIGUE AQUI >> 

Screen Shot 2015-07-28 at 6.14.24 PM

Música para Sordos

Martes 21 de julio de 2015  

Parece que en uno de esos misteriosos estudios que suelen atribuirse a unos investigadores de una universidad remota del medio oeste americano se demostró un día maldito que cualquier establecimiento triplicaba su éxito si en él se hacía sonar una música que arañara los tímpanos de la clientela. Dicho estudio, que pudiera ser un estudio fantasma pero que obedecen como si fuera la Biblia no pocos empresarios, marca desde hace años el espacio público, y no hay manera de entrar a un café o a una tienda sin salir con ganas de vomitar. EL ARTICULO SIGUE AQUÍ ->> 

Screen Shot 2015-07-28 at 6.16.24 PM

Amy

Miércoles 15 de julio de 2015  

Nos gusta tanto un funeral que a estas alturas todos los muertos parecen iguales. Me refiero a aquellos difuntos que han gozado de un nombre lo suficientemente conocido como para aparecer en los medios. Las necrológicas gozan de gran popularidad y ahora no se publican una sino veinte y se exprime al finado o finada de tal forma que al día siguiente el lector lo que tiene es un empacho que desembocará en una segunda muerte del muerto, porque a nadie le quedarán ya ganas por un tiempo de seguir recordándolo.Hoy en día, da igual haber sido Marujita Díaz que Philip Seymour Hoffman, las biografías de ambos se adornan con los mismos adjetivos. De Marujita llegué a escuchar en una radio que la tonadillera, con su proverbial desparpajo, había alegrado nuestros oscuros años de posguerra, y pensé, mira, al menos mis padres, que ya no están aquí, se ahorran semejante majadería. EL ARTICULO SIGUE AQUI >> 

 

Monologuistas

Martes 7 de julio de 2015  

Con lo que nos gusta hablar y lo poco que confiamos en el género de la entrevista. Con lo que nos gusta hablar y lo poco que sabemos conversar. Con lo que nos gusta hablar y qué escasa atención prestamos a quien con nosotros conversa. Con lo que nos gusta hablar y qué incapacidad tenemos para darle al otro un poco de crédito en lo que dice. Con lo que nos gusta hablar y qué ineptos somos debatiendo. Con lo que nos gusta hablar y qué arte tenemos para interrumpir. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->> 

 

Mujeres Díscolas

Viernes 3 de julio de 2015  

Todos tenemos un pasado. Y todas. Cuando llegó la democracia a España la gente tenía un pasado tremendo. Lo tenía Fraga, pero también Carrillo. Lo tenía tu padre y también el mío. Las mujeres contaban con un pasado más doméstico, pero desde la retaguardia también tuvieron lo suyo. La democracia permitió una reinvención urgente, y hubo quien habiendo sido medio-franquista o franquista-entero saboreó de pronto la posibilidad de votar al partido socialista, incluso al comunista. Siempre he sido de la opinión de que hay que tener mucho cuidado con exigir certificados de buena conducta, porque a la mínima te pillan en un renuncio. Hasta hay quien ha mostrado como mérito propio el pasado del abuelo heroico, como si la heroicidad se llevara en la sangre. Muchos de nuestros padres, que fueron los pobres niños en la guerra y se les fue la vida trabajando en el país franquista, arrastraban un pasado de forzosa conformidad. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

¿SOY ELITISTA?

Viernes 26 de junio de 2015  

Los más viejos del lugar se acuerdan de cuando Felipe González dijo estar leyendo Memorias de Adriano. Eran los mismos tiempos de euforia socialista en los que Alfonso Guerra se convirtió en involuntario promotor de Gustav Mahler y reivindicó a don Antonio Machado. Más tarde, cuando ya los tiempos de la bodeguilla de Felipe (en la que más que hablar escuchaban una troupe de artistas y toreros) habían caducado, José María Aznar mostró sus veleidades poéticas y afirmó tener al poeta Cernuda como descanso del guerrero. Luego llegó la peculiar recomendación literaria de Rajoy, La catedral del mar, y su afición bien sabida al Marca. Se podría decir que sólo en Jorge Semprún ha tenido la clase política de la democracia a un verdadero intelectual, tan vocacional en su oficio de escritor que cuando dejó la cartera de Cultura no pudo evitar hacer un retrato poco favorecido del Gabinete del que formó parte en Federico Sánchez se despide de ustedes. EL ARTICULO SIGUE AQUI ->>

 

Carnalidad

Martes 23 de junio de 2015  

La Antonelli era la reina de las tetas caídas hacia arriba. Lo cual le trajo como consecuencia hacer más películas calentorras que de autor. No sé si fue malo o bueno para ella. Yo sólo constato. Pero esto no es una necrológica para dar cuenta de su oficio. Esta es una necrológica puramente carnal…  EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->> 

 

Pedir Disculpas

Sábado 20 de junio de 2015  

Me di un golpazo en la cabeza al subir mi mochila al maletero. Todos los pasajeros me miraron y yo traté de superar la inexplicable vergüenza que provoca darse un coscorrón. De pronto, escuché una risa a mis espaldas. No lo podía creer: un jovenzuelo se reía de mi torpeza. Le miré fijamente a ver si reaccionaba, pero no. Me salió esa macarra que llevo dentro y que sólo hace acto de presencia cuando algo me enerva, le puse la mano en el hombro y le dije, “¿tú eres tonto, chaval?”. Se quedó desconcertado y ahí se acabó el episodio. Cuando tomé asiento reflexioné sobre mi reacción y concluí que he llegado a esa edad en que las mujeres nos volvemos valientes y con la autoridad que da la experiencia somos capaces de ponerle la mano en el hombro a un cretino y soltarle, ¿tú eres tonto, chaval? EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->> 

 

Hay Que Hablar

Miércoles 17 de junio de 2015  

Imparto una charla sobre mi trabajo. Al final, se abre el turno de preguntas del público. La situación es incómoda, porque quien desee preguntar ha de acercarse al micrófono. Entiendo que intimide. A mí, acostumbrada como estoy a hablar en público, también me pasa, pero he comprendido que la timidez no es aceptable como excusa. Aunque la audiencia es mayoritariamente femenina, sólo los hombres preguntan. Sin embargo, cuando el acto termina, se me acercan varias de las mujeres que tan atentamente me han escuchado a compartir de tú a tú sus pensamientos. EL ARTICULO SIGUE AQUI >> 

 

Que Eduquen Ellos

Viernes 12 de junio de 2015  

Educar a un niño es algo muy raro. En mi caso, por poner el ejemplo más a mano que se me ocurre, he tenido que pasar muchos años fingiendo que era mucho más excelente de lo que era. Pero ahora, con los hijos fuera de casa aunque sobradamente subvencionados, puedo confesar, sin miedo a ser un mal ejemplo, que fumé porros, robé en El Corte Inglés en mi tierna edad, que me pillaron y me llevaron al cuarto de los niños ladrones, que pasé el bachillerato a la sombra de los almendros en flor, por decirlo a la manera proustiana, en el Retiro (mi instituto estaba dentro de tan tentador parque) y que copié con fruición en los exámenes, incluido el de selectividad. A veces copiaba por necesidad, otras por vicio. Cometí más fechorías, pero jamás he hecho alarde de ellas. En este presente en el que me encuentro, con que retiren ustedes de este artículo a los niños de la infancia, me doy por satisfecha. Ya no tengo que ser pedagógica. Fueron los míos pecados improvisados: copiar en selectividad puede resultar cutre, lo asumo, pero quién no hubiera caído en la tentación si en el momento en que se tiene delante la traducción de latín comienza a circular por ahí el trabajo ya hecho. Qué caramba, es como pasar por delante de la nariz del hambriento un bocadillo de choped. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->> 

Página 1 de 6412345...102030...Última »

© Elvira Lindo 2014