Facebook Twitter Youtube Instagram
 

PATRICIA Y CAROL, UNA RELACIÓN DE AMOR

Sábado 6 de febrero de 2016  

  Que la homosexualidad se cura es algo que hoy solo creen algunos fanáticos religiosos que mandan a sus hijos a terapia. Pero en los años cuarenta, aquellos tratamientos psiquiátricos gozaban de cierto prestigio, estaban en la onda de las terapias freudianas y a sus puertas llamaban chicos y chicas de clase bien que querían erradicar de su alma la pulsión que les abocaba a sentirse atraídos por seres del mismo sexo. A uno de estos psiquiatras acudió la joven Patricia Highsmith, una chica de Texas que estudiaba en Barnard, la prestigiosa universidad de mujeres al norte de Manhattan. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->> 

 

“Tómbola” ha vuelto 

Sábado 30 de enero de 2016  

  
Estoy segura de que a usted le pasa lo que a mí. Lo que a mí me pasa, y puede que a usted que lee esto también, es que tras estas dos semanas sufro un agotamiento severo de la política española. No sé qué porcentaje será el de las personas a las que nos pasa esto, porque que yo sepa jamás el CIS ha considerado realizar una encuesta sobre el nivel de hartazgo que provocan los debates prolongados, pero igual no somos tan pocos, aunque seamos algo invisibles e incluso molestos. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ – >> 

 

Matando Cerditos

Sábado 23 de enero de 2016  

  
El País: “MATANDO CERDITOS” Leer el pregoncillo de San Antón en la calle de Hortaleza es el acto público más tierno al que una se puede enfrentar. Subida en un estrado en mitad de esta estrecha calle cercana a Chueca la pregonera puede mirar a los asistentes, contarlos, incluso bajar y saludarlos uno a uno. Es una manera de comprobar, una vez más, que Madrid tiene momentos sublimes en que quiere seguir siendo pueblo. Junto a mí, sonriente y algo abstraído, el padre Ángel, ese cura singular que abre las puertas del templo a los mendigos para que se cobijen por la noche, que ofrece a los fieles pantallas en conexión directa con el Vaticano y que regala wifi tanto a los que creen como a los que no. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->> 

 

EL CHAPO, LA REINA Y EL ACTOR

Sábado 16 de enero de 2016  

  
Esta es una vieja historia. Tan contada por el cine, la literatura, el corrido o el bolero que hay que ser un maestro de la narrativa para ponerla en pie y que no degenere en culebrón. Se podría pensar, por aquello de que la protagonizan un hombre malo y una tía buena, que un director de acción sabría cómo manejarla, pero el hecho de que en la trama irrumpa de pronto un actor de relumbrón fascinado por el lado entrañable del asesino le concede a este drama un toque de farsa que cuadra más con una película de los Coen, siendo ellos maestros en retratar la ciega tontuna de quien se cree muy listo. Esta es una historia vieja, la de una mujer jaquetona que se rinde ante el turbio encanto de un malvado, que ella imagina, porque ha visto muchas películas de pornoviolencia, como una suerte de justiciero del pueblo. La bella dama, Kate del Castillo, conocida como la Reina del Sur, olvida que su amante bandido no ha llegado a las más altas cimas de la mierda por robar al rico para entregárselo al pobre, al contrario el éxito de su ídolo se escribe sobre la sangre de los inocentes, que son los que le han alzado en el ránking de fortunas de Forbes. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->> 

 

Los Ojos De Una Mujer Empecinada

Martes 12 de enero de 2016  

  
Lo que veo cuando observo hoy a la Infanta en el banquillo de los acusados es el rostro de una mujer que no comprende lo que ha pasado. Como si aún tuviera la esperanza de que alguien se aproximara a su asiento y le dijera que todo ha sido un terrible error.
Lo que veo en su piel es la pérdida del brillo que le iluminaba la cara en los buenos tiempos, cuando disfrutaba de la definición, tan repetida por los medios de comunicación, de mujer profesional que acudía al trabajo a diario, que recogía a los niños a la puerta del colegio, que asumía su papel de Infanta con discreción y naturalidad. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->> 

 

La Familia Empantallada

Sábado 9 de enero de 2016  

  Para aplacar la murria que invade el ánimo la tarde de Año Nuevo salimos a cenar. La tarde de Año Nuevo contiene la murria de los domingos en dosis elevadas, así que lo mejor que se puede hacer es tirarse a la calle y buscar una taberna. La encontramos en la Cava Baja, una trattoria donde servían vino áspero del sur, de ese que tanto le gustaba a James Bond, y pasta de la de verdad. El local estaba tan animado que hasta se olvidaba el empeño maléfico del tiempo en hacernos viejos. Había muchas rusas, o a mí me parecían rusas, que lucían vestidos a lo Pedroche, pero con suficiente tela como para permitirse el lujo de llevar bragas, que es algo que siempre consuela en estos días invernales. Iban acompañadas, las rusas, de unos tipos de esos que te regalan un anillo y te entran ganas de salir huyendo. Eran españoles, ellos, de esos españoles a los que les gustan tanto las eslavas. No se trataba, entendámonos, de un ambiente estrictamente familiar, pero ¿quién en su sano juicio querría encontrar fuera de casa lo que tiene ya dentro y en abundancia? EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->> 

 

LA MALDAD SIN EXIMENTE

Sábado 2 de enero de 2016  

  
Cada vez que leo una crónica sobre la ingente cantidad de somníferos, ansiolíticos, antidepresivos, que ingiere la población española me siento acompañada. Eso rebaja esa penosa culpabilidad que tan bien conoce el insomne cuando cada noche deja la pastilla al lado del vaso de agua y a la hora, en la oscuridad, con la actividad neuronal totalmente desatada, resonando, por ejemplo, en su memoria, un Mackie Navaja interpretado por Bertín Osborne que escuchó esa tarde en un taxi, palpa la mesita para dar con el comprimido que calmará unos pensamientos obsesivos que le hacen sentir como el hámster que da vueltas en su ruedita. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->> http://elpais.com/elpais/2015/12/30/estilo/1451473827_286509.html

 

Un año para Trump

Sábado 26 de diciembre de 2015  

  Lo de Donald viene de lejos. Su aparición andaba forjándose desde hace años. Así lo analizaba el economista Paul Kraugman esta semana: asombrarse de la irrupción del gran clown es de idiotas. Donald no ha nacido de un repollo. Habrá quien quiera creer, incluso dentro del propio partido republicano, que antes de Trump los candidatos mantenían unas formas aceptables, en la oratoria y el aspecto. Pero el flequillo de Donald Trump, esa especie de bayeta pajiza que le cubre la frente, es la consecuencia del deterioro brutal de la estrategia política. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>
http://elpais.com/elpais/2015/12/23/estilo/1450873815_226706.html

 

La verdad, a fuego lento 

Sábado 19 de diciembre de 2015  

  Ahora que el lenguaje público se ha llenado de lágrimas y que el pueblo reclama más emociones que ideas, debo confesar que, a pesar de que tanta intensidad me abruma, el otro día lloré en el cine. No es raro llorar en el cine. Debería atreverse una más a menudo, por mucho que llorar rodeada de extraños produzca incomodidad. Lo sorprendente es que esas lágrimas (que contuve) no brotaron por una historia romántica ni épica sino por un argumento seco, narrado sin preciosismo, en donde los protagonistas no son héroes, y el director, Tom McCarthy, no trata de amplificar su hazaña. Hablo de Spotlight, una historia que llegará a España en enero y que fascinará a cualquier persona interesada en esa búsqueda de la verdad que debería inspirar el oficio del periodismo. Spotlight, más que basada en hechos reales, como suele decirse, es la reproducción sin adornos de una investigación, carente del romanticismo mentiroso con el que se suele adornar las películas de periodistas. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->> 

 

Ideología y corazón 

Sábado 12 de diciembre de 2015  

  En cuanto se tiene más de un hijo o se ha sido miembro de una familia numerosa las ideas sobre la sangre, el ADN o los supuestos méritos heredados se esfuman. Al final, los padres, incapaces de explicar por qué un hijo le ha salido de una manera y una hija de otra, acaban concluyendo, “cada uno es de su padre y de su madre”. Una frase simple que viene a resumir los caprichos infinitos de la herencia genética. A lo que se refiere, con toda seguridad, Pablo Iglesias cuando dice que lo suyo del compromiso político viene de fábrica, o que lo lleva escrito en el ADN, es sin duda al ambiente en el que se crió. Y aún así tampoco está claro que el ambiente determine de manera absoluta el comportamiento, porque muchos de los antifranquistas que el franquismo alimentó vinieron, precisamente, de familias fieles al régimen del dictador. En esa rebeldía había, por supuesto, un componente ideológico, pero también el deseo de no ser lo que tus padres o tus abuelos habían esperado de ti. Ni qué decir de las mujeres: aunque culturalmente pudieran estar destinadas a quedarse en casa y contentarse con la crianza de los hijos fueron ya muchas las que decidieron seguir una vocación y aspirar a la independencia económica. Y lo que ocurrió, al menos en mi generación, es que las madres acabaron aplaudiendo esa ruptura con las tradiciones y sintieron una especie de sueño vicario de libertad a través de los logros de sus hijas. También muchos padres cambiaron influidos por los hijos, produciéndose una reeducación a la inversa. Y es que el ADN tiene razones que la ideología no entiende. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->> 

Página 1 de 6912345...102030...Última »

© Elvira Lindo 2014