Facebook Twitter Youtube Instagram
 

España en su corazón

sábado 2 de junio de 2018  

Este giro político, inesperado por la aceleración repentina e inaudita del curso de los acontecimientos en un país en el que llevamos años quejándonos, y con razón, de que el castigo a los corruptos llega tarde o nunca, me ha pillado leyendo De Barcelona a la Bretaña francesa, de Luisa Carnés, escritora/periodista de origen obrero que documentó desde el frente republicano los anhelos y las amarguras de la contienda española, y la huida esforzada que emprendieron los perdedores de camino a Francia hasta acabar en los campos de refugiados. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

Por Ahorrar Tiempo

sábado 19 de mayo de 2018  

He pensado hacer una hucha de tiempo. En mi hucha voy a incluir todas aquellas actividades culturales, recreativas o sociales a las que no pienso asistir este año y que me reportarán el beneficio de uno o dos días ganados a la vida. No es poco. Lo vi claro tras leer las crónicas de la última ocurrencia de Lars von Trier en Cannes. En realidad, podría haberme ahorrado incluso el tiempo que perdí leyéndome las críticas pero, qué quieren, son muchos años siguiendo los estrenos de Von Trier y me cuesta afrontar una absoluta revolución personal. Mi plan vio la luz cuando me prometí a mí misma que jamás perdería dos horas viendo una película en la que su autor alardea de una violencia explícita. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

Nueva York Escrito En La Cara

sábado 12 de mayo de 2018  

Cuando vivía en Nueva York estaba convencida de que yo llevaba Madrid escrito en la cara. Al menos así lo sentía muy poderosamente cuando estando sola en un restaurante daba por hecho que mi rostro delataba mi origen. Cuando algún camarero o vecino me preguntaba si era italiana, israelí o griega me resultaba chocante. Vaya, ¿cómo no ven que llevo Madrid escrito en la cara? En eso estaba pensando cuando vi la noche del miércoles entrar a Vivian Gornick en un restaurante del barrio de las Letras. Me levanté, nos besamos, nos sentamos frente a frente y les aseguro que ahí estaba de pronto Nueva York. Nueva York en sus cuatro puntos cardinales, con toda su espina dorsal, del Bronx a Staten Island. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

Madrid, 1949

sábado 5 de mayo de 2018  

Mi memoria es caprichosa. No embustera, pero tan atenta a lo que me interesa como descuidada con lo que no. De las aceras, recuerdo las tiendas; de las personas, las caras; de los viajes, las comidas; de las casas, los olores; de mi madre, tan lejana, el color de su voz más que lo que decía; del bachillerato, algunas lecturas que me hicieron sentir que al fin tocaba el tuétano de la literatura. Releer aquello que me impresionó hasta provocarme mareos de lucidez adolescente me ayuda a recordar quién era yo o qué deseaba. Uno de aquellos libros que me trastornaron fue Tiempo de silencio, de Luis Martín-Santos.
EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

Lamento Insitir

sábado 28 de abril de 2018  


Lo tenemos todo, ¿no? Eso es lo que piensan e insinúan quienes no llegaron a comprender la importancia del último 8 de marzo, los que fueron incapaces de empatizar con la emoción de tantas mujeres que salieron a la calle. Se trataba, y no lo entendieron, de explicarles a las empresas, a la sociedad, a los educadores, a la prensa, a la justicia que algo debe cambiar para que las mujeres no tengan miedo y sean protegidas y recompensadas si unos malos hombres les salen al paso. Lamento decir que tenemos voz para usarla, para decir, por ejemplo: no fue abuso, fue violación. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

Descanse en paz, Doctor Montes

sábado 21 de abril de 2018  

Fue el desgraciado caso del doctor Montes, fallecido este jueves, el que probablemente despertó en mi conciencia una sensación que el tiempo iría haciendo más precisa: la furia y la mentira en Internet concederían más alegrías económicas a los dueños de las empresas que monopolizan este invento que la solidaridad. Y así lo ha expresado Jaron Lanier, uno de los inventores de la realidad virtual, que enseguida sostuvo un discurso crítico con esas redes que él había contribuido a crear. Ahora son ya muchos los destacados pioneros de Silicon Valley los que nos advierten sobre los peligros que, cuando eran jóvenes, hippies, socialistas y defensores a ultranza de la desregulación, no vieron o no quisieron ver. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

David Lodge, la novela de la Rey Juan Carlos es tuya

domingo 15 de abril de 2018  

El “anoche soñé que volvía a Manderley”, de la Rebeca de Daphne du Maurier, podría servir de título para ese capítulo de la psicología que estudia aquellos sueños que nos arrojan de nuevo a un pretérito que creíamos superado. Anoche soñé que volvía a Manderley: anoche soñé que me quedaban dos asignaturas para obtener el título; anoche soñé que debía volver a la mili dos meses para licenciarme; anoche soñé que en casa me esperaba mi primer marido; anoche soñé que no había terminado de pagar la hipoteca o que regresaba a mi pisito ruinoso; anoche soñé que para seguir trabajando debía volver a examinarme. En realidad, este último sueño, el del examen, es el que contiene todos los demás, porque nos sitúa en esa edad de la vida en la que descubrimos que para avanzar debemos mostrar lo que sabemos ante algo parecido a un tribunal. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

La Bendición de La Chana

domingo 8 de abril de 2018  

Aquí estoy, en el recibidor de un hotel próximo a Atocha, esperando a La Chana, la bailaora, la proclamada por el mundo flamenco como la Reina. No vengo a hacerle una entrevista, solo quiero verla en tres dimensiones, escuchar la cadencia bíblica de una voz que tan agudamente explica su arte en el magnífico documental que la croata Lucija Stojevic rodó hace dos años sobre ella. Podría decir, perdiendo el miedo a ser trascendente o infantil, que he venido a que La Chana me dé la bendición. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

Del Amor Y La Desgracia

sábado 31 de marzo de 2018  

Mañana de sábado en la peluquería, tratando infructuosamente de esquivar la atracción del papel couché con el libro en el que ando inmersa estos días, El nudo materno, de la escritora neoyorquina Jane Lazarre. Pienso en el retraso que llevamos en España en cuanto al cuestionamiento del mito de la maternidad, que tan pernicioso ha sido para quien tiene un hijo por vez primera. El nudo materno fue escrito en el 76 y en el 79 The New York Times ya lo reseñaba como un clásico. Advertía el crítico de que la visión de la madre unas veces ideal otras castrante retratada desde la ficción o en ensayos psicológicos solía tratarse desde el punto de vista de los hijos. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

La Mujer Escandalosa

sábado 24 de marzo de 2018  

Hay niños fabulosos que se transforman en hombres vulgares, y jóvenes llenas de luz que pierden el brillo. No tiene por qué depender de los contratiempos, hay veces que ese apagamiento responde sencillamente a un abandono prematuro, como a una falta de rebeldía, a una entrega perezosa a la inacción. Cuando te encuentras en el ecuador de todos los ciclos de la vida, con una memoria viva de lo que fuiste de niña, cierta aprensión hacia los recuerdos de juventud y disfrutando del aplomo de la madurez, tratas de imaginar en qué tipo de vieja te convertirás, sea cual sea el momento en que el adjetivo te defina al andar por la calle. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

Página 1 de 7912345...102030...Última »

© Elvira Lindo 2014