Facebook Twitter Youtube Instagram
 

El Niño Casi Blanco

Jueves 28 de septiembre de 2017  

El sufrimiento se ha abaratado. Puede que algún día, cuando esta época convulsa se convierta en pretérita en los libros de historia, alguien caiga en la cuenta de que en el devenir de los tiempos influyó y no poco el que la gente hubiera perdido el sentido de la medida y reivindicara, como si se tratara de un derecho, que su dolor debía ser tomado en cuenta como el de las personas que de verdad sufren. Pero, ¿qué es la verdad y qué el falseamiento de la misma en el presente? Los sentimientos son subjetivos, podemos estar de acuerdo, aunque en esta época de sacralización de la subjetividad hemos perdido por el camino algo tan eficaz para observar la realidad como es el sentido de la proporción. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

Toda Una Vida Con Serrat

Jueves 21 de septiembre de 2017  

Mi vida sentimental se vertebra con las canciones de Joan Manuel Serrat, es el creador de una de las bandas sonoras que he llevado en la memoria del corazón desde niña, a él he de agradecerle muchas cosas: el haberme despertado un interés por la poesía, introduciendo en mi sensibilidad adolescente los versos de Machado, Miguel Hernández o Joan Salvat Papasseit; el descubrir que la música podía contar la vida de los barrios humildes a los que él puso oído y prestó voz, y el amor por la lengua catalana. Es sabido que la letra con música entra mejor y la familiaridad que muchos tenemos hoy con ese idioma se la debemos en gran parte a él, a sus discos en catalán, entre los que Per al meu amic (1973) brilla como una joya rara y misteriosa. Todo esto lo he pensado muchas veces a lo largo del tiempo, no es que sus últimas declaraciones sobre el procés me hayan llevado a advertirlo. Serrat fue la primera persona a la que entrevisté, cuando tenía 19 años. Con la insensatez optimista de una rendida admiradora que recién había comenzado a trabajar en la radio me enteré del hotel en el que estaba, llamé, le pedí al de recepción que me pusiera con el señor Serrat pensando que no me haría ni puñetero caso, y tuve la suerte tonta de dar con un recepcionista poco celoso de la intimidad de sus clientes célebres. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

De Mis Soledades Vengo

Viernes 15 de septiembre de 2017  

Hay, con respecto a Nueva York, un malentendido que resulta ya casi imposible de aclarar, pero esta cronista que es tozuda lo intenta, como intenta, infructuosamente, cambiar la imagen que de ella se hicieron los lectores en un primer vistazo. Ocurre que la idea que tenemos de esa ciudad está prisionera en su mayor parte del territorio de los anhelos y los sueños, hasta el punto de que no estamos dispuestos a que la realidad desbarate lo que durante tanto tiempo hemos fraguado al calor de la fantasía. Cuando yo escribía crónicas desde Nueva York había quien deseaba que perpetuara la ensoñación para que la ciudad continuara siendo la tierra prometida; había también quien, desde un punto de vista más resentido o mezquino, veía en el simple hecho de que vivieras allí y escribieras sobre aquello una voluntad de esnobismo. Lejos de mí la intención de contrariar a quien me tiene por snob afirmando que no lo soy, para qué; diría incluso que existe cierto placer en pensar que te imaginaban más feliz de lo que eras y estabas menos sola de lo que realmente estabas. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

Un dolor que no caduca

Viernes 8 de septiembre de 2017  

¡Lo servimos al momento! Así lo promete la publicidad en la sociedad de la impaciencia. Lo dañino de esa anhelada inmediatez es que está acabando con nuestra capacidad de ser pacientes, ese desfasado antídoto natural contra la ansiedad. Todo se conjura para debilitar un mecanismo de defensa que a los niños antiguos se nos hacía ejercitar a diario, pero está visto que hasta a nosotros que crecimos en una sociedad con menos estímulos se nos ha quedado fofo el músculo de la paciencia. Igual que queremos el libro o la compra a domicilio sin demora, borramos de inmediato el estrés con un ansiolítico, cuando nuestra naturaleza no está preparada para esas prisas. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

El Culo De Las Francesas

Viernes 1 de septiembre de 2017  

“¡Tenemos un defecto, tenemos un defecto, que nos gustan las gachís, que nos gustan las gachís!”. Ahí estaban, este martes, en Historia de nuestro cine de La 2, Pepe Sacristán,Rafael Alonso y López Vázquez,encorbatados, peludos, pequeños, gesticulantes, descontrolados, salidos, rijosos, gritones, patrióticos, representantes en Lo verde empieza en los Pirineos (1973) de lo que el director Vicente Escrivá entendía como el prototipo del hombre español. Viajó Escrivá a Biarritz un añoo antes de dirigir esta inaudita película y se encontró con que los españoles hacían cola en los cines para ver El último tango en París, y se dijo: “Aquí hay película”. Si se trataba de conseguir éxito comercial acertó, porque más de dos millones de personas fueron a reconocerse, según Escrivá, en la gran pantalla. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

No Se La pierdan

Sábado 29 de julio de 2017  

En tiempos en los que lo mórbido cautiva y hay una especie de competición tácita en narrar la infancia de la manera más oscura posible, llega Carla Simón con una historia indiscutiblemente dramática y la cuenta de manera luminosa. Los padres de Carla habían muerto de sida antes del verano de 1993, año crucial para los tratamientos efectivos. Recién fallecida su madre, la niña es adoptada por unos tíos y trata de adaptarse a la nueva familia, contando también con que su prima pequeña se convierte en hermana. Carla (en la película, Frida), a sus seis años, comprende la muerte: sabe que se trata de algo irreversible y universal, pero no encuentra la manera de expresar el dolor y de pedir consuelo. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

La escritora favorita del presidente

Sábado 22 de julio de 2017  

Y luego dicen que la literatura no cambia el mundo. De repente, una descubre que con más frecuencia de lo que advirtió aparece en los periódicos anglosajones, saltando de la sección de negocios a la de literatura, el nombre de Ayn Rand, una rusa nacionalizada estadounidense en los años 20, que dejó una obra que lleva inspirando el pensamiento ultraconservador desde que su novela, El manantial, publicada en 1943, se convirtiera en la biblia de los feroces defensores del individualismo. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

Días de Mudanzas

Sábado 15 de julio de 2017  


Vamos llenando cajas con los libros que nos han ido acompañando los últimos 13 años. Emily Dickinson, Capote, Munro, Nabokov, Chejov, Pasternak, Cunningham, Bishop, Didion, Baldwin, Tóibín, Whitman, Cheever, Bashevis Singer, Annie Proulx… Novela gráfica, Crumb, Eisner, John Lewis… Libros de fotos, Vivian Maier, Francesca Woodman, Diane Arbus, Walker Evans, Helen Levitt, Richard Avedon, Irving Penn… Catálogos de arte, de Kooning, O´Keefe, Basquiat, Bonnard, Rothko, Bellows… Cada uno de ellos cuenta su historia y también la mía. Inspirados en sus páginas publiqué artículos y casi sin sentir se colaron en los libros que escribí. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->> 

 

AMOR, ESA PALABRA ODIOSA

Sábado 8 de julio de 2017  


Siempre me ha sorprendido ese momento vital que a algunos les llega, tan cansinamente descrito, de leer solo a los clásicos, o como se suele decir con coquetería por estas fechas veraniegas, de releerlos. Sucede, dicen, cuando uno comienza a tener conciencia de la fugacidad del tiempo y no está dispuesto a perderlo con bobadas. Visto así, tiene su lógica, pero también la tiene el pensar que hay clásicos de los que no tuvimos noticia, que es tanto lo que ignoramos como lo que conocemos, y que un clásico, en el canon estrictamente personal, es aquel libro que llega a tu vida para quedarse y marcar lo que a partir de ahora leas o escribas. Ésa ha sido mi experiencia con Apegos feroces, de Vivian Gornick, periodista y escritora que nació en el Bronx en 1935, y que cuenta, desde una primera persona que es la suya, la difícil, dramática, estrecha y agobiante relación que mantiene con su madre a lo largo de la vida. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->> 

 

Tuiteros Que Legislan

Sábado 1 de julio de 2017  


 

140 caracteres. Por supuesto que pueden contener belleza, un pensamiento complejo, un argumento, un cuento, un poema. Pero nos hemos rendido a las sentencias soliviantadas de Twitter y nos olvidamos de que pocas palabras pueden dar para mucho. Los libros de aforismos se abren por cualquier página, se lee uno al azar y se va paladeando un rato como si fuera un bombón o un Peta Zeta de aquellos que provocaban un bombardeo gustoso en su contacto con la saliva. Leo Bajas Presiones, el libro de aforismos de la joven Azahara Alonso y me encuentro con este: “La peor venganza contra un escritor es elegir a su compañero de estantería”. Cuánta ironía como verdad concentradas. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->> 

Página 2 de 7712345...102030...Última »

© Elvira Lindo 2014