Facebook Twitter Youtube Instagram
 

Ay, Mi Rocío

jueves 13 de septiembre de 2012  

Como en cualquier profesión, hay dos tipos de artistas: los que creen que lo merecen todo y los que siempre se sienten agradecidos. Hace tan sólo unos meses tuve la suerte de conocer en persona a una cantante a la que había escuchado, bicheando por youTube. En realidad, habría que llamarla cantaora en vez de cantante, pero yo prefiero utilizar un sustantivo genérico porque pienso que Rocío Márquez, así se llama, puede cantar lo que se proponga. Esta primavera pasada me enteré de que Rocío cantaba con Rosa Torres-Pardo al piano en el Cervantes de Nueva York y allá que fui. A Rosa ya la había escuchado muchas veces, así que lo que verdaderamente me sorprendió de aquella velada fue la voz de Rocío. De su boca salían antiguas canciones del acerbo popular español. Su voz, dulce y acaracolada, llenaba el espacio de emoción; su actitud, bella y serena, se hizo un sitio en el corazón de todos los que la escuchábamos.
Volví a casa envuelta todavía en los rizos de su cante cuando, antes casi de que pudiera comentarlo, mi marido, Antonio, me dijo que su amigo Joe Horowitz, un prestigioso crítico musical neoyorkino, estaba buscando una cantante para “El amor brujo”. Ya está, le dije, Rocío. Así que propiciamos en nuestro apartamento un encuentro entre el sabio profesor de Manhattan y la angelical joven de Huelva. En nuestro salón tuvo lugar la escena. Se barajaron fechas y nosotros servimos de intérpretes en la conversación. Y llegó un momento en que Rocío se ofreció a cantar, a capella, a palo seco, sin más acompañamiento que sus nudillos marcando el compás en la mesa baja. Se marcó unos fandangos de Huelva, un canción de Turina y una saeta. La voz era mucho más potente de lo que su cualidad dulce prometía; por momentos, el salón se le quedaba pequeño y el canto se escapaba por las ventanas y por la rendija de la puerta para llegar a la casa de los vecinos. Cuando terminó, el profesor Horowitz había enmudecido. Nosotros también. Y aunque las fechas en esa ocasión no cuadraron se hicieron promesas unos a otros de trabajar juntos en un futuro. Estoy segura de que así será.
Aquella tarde habíamos creamos un vínculo de amistad y cariño con Rocío Márquez. No fue mérito nuestro: Rocío es una de esas artistas que tienden a sentir un agradecimiento candoroso hacia quien valora su trabajo. Eso hace que no sólo desees escucharla sino que, una vez que su arte te ha cautivado, sientas deseos de abrazarla. En una noche calurosa de este verano fuimos a verla a “Casa Patas”, ese rincón madrileño del flamenco que ella eligió para presentar su disco, “Claridad”. No éramos muchos, estábamos tan cerca de ella y del guitarrista Alfredo Lagos que podíamos sentir el esfuerzo, la respiración, asistir al temblor de quien está dándote algo que viene de muy adentro. Demostró una vez más que el flamenco no está reñido con las voces dulces, y que canciones viejas, como “Te diré”, pueden sonar nuevas si una artista sabe hacerlas suyas.
Fuimos a darle un abrazo y ahí estaba ella, más ella que nunca, menuda, de sonrisa luminosa, elegante del peinado a los zapatos. Rocío, Rocío Márquez. Llegará lejos. Con la luminosidad de los que se sienten agradecidos.

Facebook comments:

6 respuestas a: Ay, Mi Rocío

Manuel Dice: viernes 14 de septiembre de 2012

Gran cantaora, Elvira. De la estirpe de Mayte Martín. De la gente que todavía nos emociona con los cantes de antes afilados en sus voces del siglo XXI. Es una de mis predilectas.

Aprovecho para recomendarte cosas, por si no las viste.

Primero:

http://cultura.elpais.com/cultura/2012/07/19/actualidad/1342727803_371605.html

Este es un enlace en el que hace referencia a un documental de Jorge Martínez titulado MINERA. Ahí, Rocío acompaña y escarba sobre una minera preciosa.

Segundo:

http://www.rtve.es/alacarta/audios/nuestro-flamenco/nuestro-flamenco-claridad-rocio-marquez-11-09-12/1524625/

Ese enlace corresponde a una entrevista que el gran José María Velázquez Gaztelu hizo a Rocío con respecto a la presentación de su último disco CLARIDAD. (A partir del minuto 19:15)

Tercero:

http://barraque-koroneiki.blogspot.com.es/2011/11/asiento-veintidos.html (Serrana y jabegote)

http://tempero-koroneiki.blogspot.com.es/2010/08/de-como-transmite-lo-que-yace_22.html (Coplas de Jorge Manrique)

http://tempero-koroneiki.blogspot.com.es/2010/03/ellas-crean-y-emocionan.html (Granaína)

Esos tres enlaces son de mis blogs, por si te apetece escuchar cante de los que ya no se escuchan. El que hace sobre las coplas de Jorge Manrique es un lujo.

Un saludo, Elvira.

Manuel Dice: sábado 15 de septiembre de 2012

un encanto, también es simpática para felicitar la navidad, aunque quizás debería cambiar de diseñador gráfico, y quizás de jefe de prensa también, por permitirlo: http://3.bp.blogspot.com/_b05pkEgycVE/TRZbnStNPiI/AAAAAAAAHHA/w1qBVQzz78c/s1600/Rocio%2BMarquez.jpg

Manuel Dice: sábado 15 de septiembre de 2012

Cantar canta de maravilla, y lo tiene casi todo para ser una grande. Solo falta una cosa, que no es poca cosa. Con los años se irá dando cuenta. Tiene tiempo para ello, es joven.

Paloma Derasse Parra Dice: domingo 16 de septiembre de 2012

Puedo decir que hoy ha sido un día especial para mí, de esos en los que ocurren esos “pequeños milagros” que enriquecen nuestro ser profundo : me he dejado embrujar por la voz de Rocío Márquez y compraré su disco “Claridad”. Gracias por esa revelación y un saludo agradecido y emotivo desde la bella ciudad de Granada.
Paloma Derasse

Paloma Derasse Dice: domingo 16 de septiembre de 2012

Hoy ha sido un día señalado para mí, uno de esos días en los que se producen esos “pequeños milagros” que enriquecen nuestro ser profundo: la voz de de Rocío Márquez me ha embrujado y sin duda compraré su disco para que siga el encantamiento. Gracias por esa revelación y un saludo emotivo y agradecido desde Granada.
Paloma Derasse

Antoni Ruiz ramírez Dice: lunes 25 de marzo de 2013

En esto del flamenco hay mucho enterao y poco entendido, no es que sea algo que se otorga a algunos cuantos elegidos, simplemente hay que formarse y estudiar, por desgracia la mayoría de la gente no tiene tiempo para esto. Rocio si tiene un don, un don que tienen muy de vez en cuando ciertas personas, tiene voz y gusto al decir el cante,y algo mas importante sencillez,calidez, modestia, honradez y es para colmo agradecida, guapa y dotada de un encanto y elegancia naturales…enamora al conocerla. Pero añade a esto algo que solo se consigue con esfuerzo, saber, y sabe por que ha estudiado profesionalmente el flamenco y la música. Ha educado ese don con los mejores maestros y ha sabido escuchar, aprender y hacer suyo ese conocimiento para mejorarlo y darlo a los que quieran recibirlo, como se recibe el maná. Yo no se mucho, pero he escuchado lo suficiente como para saber la primera vez que la escuché en directo, que estaba ante alguien que marcará una época, como la marco Pastora…tiempo al tiempo.

Si no tienes Facebook, también puedes dejar tu comentario:

© Elvira Lindo 2014