Facebook Twitter Youtube Instagram
canstock3440515

No Te Contesto

Domingo 10 de abril de 2011  

No te contesto. No te contesto a ti, sino a lo que representas, a ese tipo de persona que solo sabe expresarse a través del insulto. No te contesto a ti porque es una pérdida de tiempo y porque no sabría estar a tu altura: carezco de recursos para hilvanar toda una página con comentarios denigratorios sobre otro columnista. No soy capaz de utilizar mi energía en eso. No te contesto porque sería estéril entablar un debate con alguien que comienza escupiéndote. No te contesto porque lo que dices de mí ya lo he oído alguna vez y, honestamente, no hay nada de lo que me acuses que me obligue a defenderme.

El artículo sigue aquí

Facebook comments:

40 respuestas a: No Te Contesto

Miriam Dice: Domingo 10 de abril de 2011

Me encanta tu ‘no contestacion’. No merecen otra cosa los rancios y estrechos de mente de este país, solo merecen no ser contestados, no ser leídos, no ser votados. Viven en el NO permanente, son la negación a todo lo positivo que se puede encontrar en este mundo. Así que como una forma de convertir un negativo en positivo es multiplicando por otro negativo, probemos con devolverles su NO a ver si las matemáticas funcionan y consigue

Isabel Dice: Domingo 10 de abril de 2011

Ignoro a quién “no contestas” pero sólo puedo decir aquello de “me duele España”, y que conociendo de tu mente ágil y aguda, la mejor respuesta que puedes hacer a semejante energúmen@ es seguir existiendo, seguir escribiendo, y seguir teniendo esa coherencia entre mano, espíritu y corazón…gracias.

jags Dice: Domingo 10 de abril de 2011

Eso digo yo: pero de qué estamos hablando???

TONI Dice: Domingo 10 de abril de 2011

Me gustaría saber a quién te refieres

Dedoblege Dice: Domingo 10 de abril de 2011

¡¡¡Bravísimo!!!! Muy buena no-contestación.

Mer Dice: Domingo 10 de abril de 2011

No le contestes, pero de verdad. Deja que lo hagamos nosotros. Yo ya lo hice directamente a través de la página de ABCD, ¡de la que -atención- han borrado el texto! Sólo están mi comentario y el de un colega, también como yo profesor de literatura en la Uni. Vedlo en http://www.abc.es/abcd/noticia.asp?id=16044&num=991&sec=32. Os propongo llenar esa página de comentarios y quejas. Ya no está el artículo malévolo y sucio, pero sí se permite introducir comentarios. Por eso será aún más simbólico que, bajo ese vacío, llenemos el espacio de comentarios entre todos; entre todos los que en las páginas de un cultural buscamos información digna y respetuosa, y no basura y babas de envidia, rencores sudorosos y otras demostraciones agrias y purulentas de mala follá. Elvira: lo primero que hago al abrir El País los domingos es buscar en tu artículo la primera sonrisa. Ni se te ocurra robarnos la sonrisa para responder a este mentecato. Él no merece un minuto de tu tiempo. Y nosotros te agradecemos con todo el corazón que nos lo dediques.

Mer Dice: Domingo 10 de abril de 2011

No le contestes, pero de verdad. Deja que lo hagamos nosotros. Yo ya lo hice directamente a través de la página de ABCD, ¡de la que -atención- han borrado el texto! Sólo están mi comentario y el de un colega, también como yo profesor de literatura en la Uni. Vedlo en http://www.abc.es/abcd/noticia.asp?id=16044&num=991&sec=32. Os propongo llenar esa página de comentarios y quejas. Ya no está el artículo malévolo y sucio, pero sí se permite introducir comentarios. Por eso será aún más simbólico que, bajo ese vacío, llenemos el espacio de comentarios entre todos; entre todos los que en las páginas de un cultural buscamos información digna y respetuosa, y no basura y babas de envidia, rencores sudorosos y otras demostraciones agrias y purulentas de mala follá. Elvira: lo primero que hago al abrir El País los domingos es buscar en tu artículo la primera sonrisa. Ni se te ocurra robarnos la sonrisa para responder a este mentecato. Él no merece un minuto de tu tiempo. Y nosotros te agradecemos con todo el corazón que nos lo dediques.

aNA Dice: Domingo 10 de abril de 2011

Ole, ole, ole… Pues mira sí: te tenemos envidia. Yo quiero vivir en Nueva york 6 meses, quiero escribir como tu lo haces… y me das mucha envidia. Y lo digo. Otros recurren al insulto por el mismo motivo. Buena respuesta, Elvira, muy buena. Emana aires de libertad.

David García Soler Dice: Domingo 10 de abril de 2011

Lamento que no digas a quien no contestas. Muchos lo sabrán, pero muchos otros, no. Esta manera pseudo-críptica de citar es una desconsideración hacia los lectores. Siempre leo con interés y provecho tus artículos. Al presente artículo le falta la concreción para ser completo. Ahora es retórico e iniciático. Gracias.

Nicolás Dice: Domingo 10 de abril de 2011

Con las bombas que tiran los fanfarrones se hacen las gaditanas-neoyorquinas tirabuzones.

María Dice: Domingo 10 de abril de 2011

Esas pequeñas historias que nos cuentas nos acercan a algunos a aquellos lugares a donde no llegamos. Gracias.

Iván Dice: Domingo 10 de abril de 2011

Me siento muy identificado con este artículo. Me cansa y me duele profundamente la falta de tolerancia de ciertas personas. La crítica es sana y necesaria pero odio los dogmatismos de cualquier color. Me apetece volver a Nyc para respirar un poco de aire fresco otra vez, aunque he estado poco. Dicho esto yo también amo a España. Soy Gallego, Español y también Newyorkino. Gracias Elvira por defenderte con elegancia.

Bernardo Alvarez Dice: Domingo 10 de abril de 2011

Hay cosas que no se pueden creer. Me niego a creer que lo que ha escrito este columnista (ni siquiera sé quien es) haya pasado el finísimo y breve velo que supone la reflexión inmediata: ese escaso intervalo entre que una idea se te pasa por la cabeza y los dedos arremeten contra el teclado del ordenador. Esas milésimas de segundo son lo único que hubiese echo falta para que cualquiera con dedo y cuarto de frente (dos dedos ya me parece que sobran) hubiera hecho un “¡quieto-parao!” para escribir sobre la influencia del paganismo en la temporada primavera-verano de este año en lugar de hacer un top-less de su redomada lelez, y sin tapujos (iba a poner sin complejos, pero me da en la nariz que de esos va sobrao). Supongo que él no se habrá puesto colorao. Yo sí, porque la vergüenza ajena es algo que, aunque pasan los años y uno ya no está en edad, me sigue ruborizando.
Pues eso, que no nos amarguen, que yo también soy “Carnegiehallero”, y que espero coincidir con usted en Nueva York en mayo y me siga contagiando esa dosis de alegría que tanto nos hace falta. Y los amargados… que se echen sacarina.
Saludos a su esposo.

Carmen Velasco Dice: Domingo 10 de abril de 2011

Elvira: el articulo está fenomenal, pero ¿a quien te refieres? me gustaria leer
el articulo que dice esas tonterias

Runaway Dice: Domingo 10 de abril de 2011

Hola, estoy en la línea de lo que ha dicho Iván. Me ahoga este aire viciado que se respira en el país. Anhelo “aires fresco”, auunque yo suelo buscarlo en la Naturaleza y no en grandes ciudades, las cuales me agobian, aunque sea una ciudad acogedora de “los espíritus libres”.
No he leído ninguna de sus obras literarias -algún día leeré alguna- pero sí suelo leerle en sus artículos en El País y le he escuchado algunas veces en la radio ya que me gusta mucho lo que escribe en ellos y a menudo me siento identificado con los mismos.

Lo que sí he leído han sido varias novelas de su marido y, a pesar de que es difícil seguir su lectura por su peculiar manera de escribir, en general me ha gustado todo, especialmente la última, La Noche de los Tiempos, en versión e-book, uno de los primeros libros que he leido en este formanto cuando aquirí un lector hace poco más de dos meses.
Me gustó tanto que quería dedicarle una entrada en mi blog. Para ello he entresacado algunos pasajes de la novela. Confío en que no sea ningún inconveniente para él; es un blog personal sin ánimo de lucro. He puesto también algunos enlaces sobre reseñas de otras webs, a la wikipedia y a sus páginas personales, así como una cita de Fernando de los Rios al principio.
Hoy, al leer su artículo en El País, tuve la idea que, su artículo de hoy guarda mucha relación con esa cita, con lo cual tambíen lo he enlazado al final de la entrada. En principio la programé para el día 23 con motivo del Día del Libro, pero al tener otra entrada prevista sobre literatura, la he adelantado al 14 de Abril, en el 80 Aniversario de la II República. Gracias.

cecilia Dice: Domingo 10 de abril de 2011

Ladran, luego cabalgais.

Gemma Dice: Domingo 10 de abril de 2011

La envidia es muy cochina. Me alegro de que no le contestes.

Celestino Menéndez Muñiz Dice: Domingo 10 de abril de 2011

Estoy absolutamente de acuerdo con lo que dice la escritora, a la que admiro. Pero me gustaría saber a qué “opinador” o articulista o lo que sea hace referencia. Un saludo.

Rosa Jimenez Dice: Domingo 10 de abril de 2011

Me gustaria saber a quíen no le contestas Elvira.

María López Dice: Domingo 10 de abril de 2011

No soy capaz de saber quién hizo esa crítica tan estúpida. Alguien me lo piede decir?

María Dice: Lunes 11 de abril de 2011

No sé quién es ese al que no le contestas, pero está claro que bien de la cabeza no está. Con lo que me gustan a mí las cosas que cuentas de los sitios sobre los que vas en Nueva York y lo que me identifico con muchas situaciones sin cosiderantme ni progre ni pija. En fin, que este personaje no merecía ni siquiera este No Te Contesto, hay gente muy desquiciada.

AROA Dice: Lunes 11 de abril de 2011

Elegancia incomparable. Ole, ole, y ole por Elvira

Nieves Herrera Dice: Lunes 11 de abril de 2011

Por cierto, amigos, ¿a quien no está contestando Elvira?

Elena Dice: Lunes 11 de abril de 2011

Quiero fellicitarte por la elegancia de tu artículo No te contesto. A ver si este tipo de personas aprenden algo de respeto y democracia, no le conozco ni me interesa saber quién es. Tu no cambies y sigue dándonos esos artículos llenos de frescura, inteligencia y cultura. Me encantas.

rafa Dice: Lunes 11 de abril de 2011

Lo de siempre en este bendito país. Gente mediocre jugando a hacer pupa. Bien por ELVIRA.

Blanca Dice: Lunes 11 de abril de 2011

Muy bien, Elvira, estupendo artículo. Tan elegante como tantos otros que nos han atrapado y convertido en tus lectores. Lo leí ayer y me gustó, aunque me apena que los buenos escritores tengan que perder el tiempo ocupándose de las insidias de los miserables. En cualquier caso, como la pieza es muy buena, ha sido un placer leerte. Más quisieran ellos, los de los bajonazos traicioneros y mentirosos, que escribir y emocionar como hace “la parejita”. Envidia se llama lo suyo.
Me apunto al “consejo” que te da Nicolás: Hazte unos tirabuzones, hermosa, con las bombas fétidas de los fanfarrones.

Angela Dice: Lunes 11 de abril de 2011

A mi también me encantan tus artículos y me gustan mucho las historias que cuentas sobre Nueva York. De hecho, estuvimos la semana pasada y comimos un día en el cafe Fiorello porque hablabas de él en un artículo y está cerca de la ópera del met y nos gustó mucho. A veces también creo que hay gente que considera que las personas que procedemos de la clase media o media baja no deberíamos como dices “frecuentar según qué sitios o aspirar a gozar de una cultura para la élite”, pero, por suerte, el mundo ha cambiado y no son ellos los que deciden donde podemos o no podemos ir.

Graciela Dice: Lunes 11 de abril de 2011

Aquél domingo no había tenido tiempo para leerte a lo largo del día, así que cuando todos se fueron a la cama disfruté en silencio de “Misa de ocho”. Lo recorté para guardarlo en mi cuaderno de pasajes a recordar donde, entre otros, también se encuentra tu “Libros en la basura”. Pero antes de irme a dormir recuperé “Misa de ocho” y lo dejé en la mesa de la cocina, junto a la taza de mi marido (costumbre heredada: dejamos la mesa puesta por la noche para desayunar con calma por la mañana), así él podría leerlo al levantarse. Me dormí pensando en Bach y en lo maravilloso que debe ser escucharlo en el Carnegie. Otros domingos me duermo imaginando el Algonquin o recordando las canciones de Mary Poppins o paseando por Brooklyn desde mi habitación en Madrid. Y llevo varias semanas reviviendo aquello que escribiste de que los deseos deben ser abstractos para que se hagan realidad. Gracias. Porque mi memoria está hecha de pedazos de lo que tú vives y escribes, y porque haces que pueda construir mis recuerdos como si viviera en Nueva York, gracias. Ni caso a esos envidiosos que andan por ahí sueltos: de ellos no queda absolutamente nada en nuestra memoria.

Serena Dice: Lunes 11 de abril de 2011

Querida Elvira, tuve la suerte de vivir en Nueva York unos 4 años (de un total de 10 en EEUU) y puedo reconocer sin dudarlo las emociones que se sienten en esa ciudad plural y NUESTRA le pese a quien le pese. He reconocido también las reacciones de los que no lo han vivido y piensan que todo lo que uno dice o cuenta es por pura vanagloria. Reconozco en sus escritos la emoción que sentí la primera vez que asistí a un concierto en el Carnegie Hall( dónde según el arquitecto no es necesario gritar, tan buena es su acústica) y como sonaban los coros del Mesías en el conciero de Navidad..Y todo lo que te rodea en esa ciudad fantástica de la que sus propios habitantes dicen que una de las cosas mejores de NY es…dejar NY, y la segunda mejor es…volver a NY..Siempre he dicho que me gustaría jubilarme en Nueva York…Lo que digan desde este país de envidiosos es sólo eso, envidia..

Runaway Dice: Lunes 11 de abril de 2011

¿Que le ocurrió a mi comentario, que cuando lo dejé ayer apareció y ahora no está?

Runaway Dice: Lunes 11 de abril de 2011

Algo raro pasa aquí que no sé descifrar: El comentario que dejé ayer aparece ahora con el navegador Firefox, y no aparece el que acabo de dejar a través del Safari.

Pedro Dice: Lunes 11 de abril de 2011

Cada día avanzan un poquito más, hoy es una sobreimpresión del terror, ayer fue criticar el vivir en otro país, ¿qué será mañana?
Nada les gusta, todo les molesta. Y lo grave de esta situación es que no tienen ni clase ni estilo. No saben decir porque no saben qué decir, es rechazar a los otros para quedar ellos.
¿Sabrían vivir en otros países?, ¿cuál es la razón para tanto desprecio como destilan?
Envidian lo de fuera y lo ponen como ejemplo, pero lo niegan aquí, porque les supondría pasar desapercibidos. Antes de opinar he querido conocer algo del personaje y creo que el adjetivo que mejor le define es mentecato.
Por si le ayuda a seguir, aunque sé que no le hace falta, le diré que, ya sea en la web o en papel, hay tres artículos del domingo que no puedo dejar de leer, uno de ellos es el suyo,

Conchi Dice: Lunes 11 de abril de 2011

Te voy a tutear, pero si me dejara llevar te trataría de vuecencia. Ayer cuando leía tu artículo en El País pensé: “jo, qué tía, quién pudiera ser su amiga”.
Pues eso, aquí tienes una amiga putativa que te admira, y que envidia a las tuyas por serlo.

liberal Dice: Lunes 11 de abril de 2011

Puta envidia y nada más…Chicos, no cambiéis…que no os afecte….les fastidia una pareja razonablemente feliz a la que le va medianamente bien…Me gusta leeros, a ti Elvira, los domingos y a ti, Antonio, los sábados…A los envidiosos: ¡ajo y agua! y a ignorarlos…España necesita gente como vosotros…como sois…con vuestras virtudes (humanas y literarias) y vuestros defectos (humanos y literarios)…creo que representáis de lo mejor de España. De esta España que avanza, evoluciona, cambia de opinión sobre supuestas verdades que creímos demasiado acríticamente, descubre cosas nuevas en la vida, en la cultura… Un abrazo.

anawaria Dice: Martes 12 de abril de 2011

http://salmonetesyanonosquedan.blogspot.com/2011/04/como-van-aviles-ver-woody-allen-con-el.html este es el articulito

Enrique Dice: Martes 12 de abril de 2011

Pero, ¿Por qué “contesta” Vd.? Los que disfrutamos con el cariño y calor que destilan sus artículos, no nos molestamos en leer chorradas de esos otros. Por favor, Sra. Lindo, no pierda su tinta en estas cosas, ¡Continúe deleitándonos como hasta ahora!

Francisco Dice: Miércoles 13 de abril de 2011

Acabo de leer esta elegante y elocuente “no contestación” de Elivira Lindo y, claro, como a todos, me ha entrado la curiosidad. Gracias a “anawaria” he podido leer por completo el artículo que de forma tan baja (iba a decir “mordaz”, pero el estilo de ese señor es tan pobre que no llega ni para ser tan siquiera “mordaz”) arremete contra dos de las más valiosas joyas literarias que tenemos en nuestro país. Mi curiosidad ha sido satisfecha. Pero ahora casi me arrepiento de haberme enterado y haber leído el artículo. ¿Quién es este señor? ¿Tanta publicidad ansía que se vale de los que no la necesitan para intentar hacerse famoso? Mi primera reacción ha sido contestar al artículo indignado. Pero he cambiado de opinión. Lo mejor es ignorarle, mantenerle en la oscuridad. No le quiero seguir el juego.

theo Dice: Jueves 14 de abril de 2011

he escrito en el sitio facebook de elvira lindo, diciendo que NO TE CONTESTO,
en realidad es TE CONTESTO. lo que tendria que haber hecho esta senora es
ignorar el comentario. como escribo aqui’ escribi’ en facebook a la lindo. dos veces. dos veces cancelado. los problemas personales se arreglan no usando
columnas de periodicos para CONTESTAR. ademas ya que CONTESTO’ de’ nombre y apellido de la persona que ha escrito sobre la sra. lindo. con el NO CONTESTO lo unico que ha querido la sra. lindo es PUBLICITARSE.

Mnur Dice: Jueves 14 de abril de 2011

El ABCD es un suplemento cultural de calidad. Me encantaría saber en qué estaba pensando Fernando Rodríguez Lafuente para permitir la publicación de semejante memez de columna en la sección de libros. O lo han encajado a dedo porque el tío tenga un enchufe monumental y toque publicarlo sí o sí, o voy a tener que empezar a preocuparme seriamente de la degradación periodística.

Mnur Dice: Domingo 17 de abril de 2011

Cada uno vive donde le da la gana y es muy libre también de decir las cosas que aprecia de su país y de sus habitantes y las que no. Criticar ciertos aspectos de la cultura española o de cualquier otra evidentemente no te convierte en anti-español. El planteamiento es tan absurdo como decirle a alguien que no le gusta el fútbol que hace su equipo, que si no le gusta lo que ve, deje de ver fútbol. Así no me sorprende que la capacidad crítica de algunas personas esté bajo mínimos. Por otro lado, además de absurdo, es hipócrita porque en este vida todos nos quejamos y no aceptaríamos que alguien nos mandara a otro país porque no nos gustara el gobierno que tiene. Siguiendo esta misma línea de pensamiento, podríamos decirle a la persona que escribió la columna, que si no le gusta Elvira Lindo y Antonio Muñoz Molina, pase de leerlos y de comprar los medios donde escriben y no se dedique a criticarlos.

Si no tienes Facebook, también puedes dejar tu comentario:

© Elvira Lindo 2014