Facebook Twitter Youtube Instagram
 

Señoras Mayores Que Van Al Cine

Sábado 2 de diciembre de 2017  

Sí, sí, ya se ha descrito ampliamente. Es ese momento en que alguien se refiere a ti, en una tienda, en la calle, como señora, y aturdida te vuelves a buscar a la señora en cuestión, hasta que caes en la cuenta de que no hay más señora que tú. A partir de ese momento, la escena se va repitiendo hasta que asumes el recién estrenado tratamiento, hasta que, si eres vital, tienes sentido del humor, si ves la fiera venganza del tiempo con saludable ironía, irás encontrando ventajas a la nueva circunstancia y pensarás, pues ya que soy una señora, voy a ser más señora que ninguna, lo cual en mi experiencia no resta sino añade: añade libertad, afición indisimulada por las cosas buenas y un abrirle la puerta a cierta extravagancia, en el vestir, en el hablar, en nombrar las cosas en términos propios, en adecuar cualquier actividad pública a tu estilo. Porque el estilo es el atractivo de las señoras. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

Facebook comments:

Si no tienes Facebook, también puedes dejar tu comentario:

© Elvira Lindo 2014