Facebook Twitter Youtube Instagram
 

¿QUÉ PENSÓ MICHELLE?

Viernes 22 de julio de 2016  


Las mismas palabras, según quién las pronuncie, pueden ser tópicas o verdaderas, vulgares o conmovedoras. Todos sabemos que los discursos están escritos por terceros y supervisados, no siempre, por sus protagonistas. El problema del discurso de Melania no fue tanto el abuso de copiar, aunque en USA un plagio pueda costarte una carrera, sino la incongruencia: repetir las palabras de una mujer negra cuyo esfuerzo en la vida ha sido y sigue siendo tan superior al tuyo es un insulto. EL ARTICULO SIGUE AQUÍ ->> 

Facebook comments:

Si no tienes Facebook, también puedes dejar tu comentario:

© Elvira Lindo 2014