Facebook Twitter Youtube Instagram
 

Palabras Como Pedradas

sábado 6 de octubre de 2018  

Si algo ha conseguido la ley mordaza es que el debate sobre la libertad de expresión no alce en nuestro país el vuelo. La intervención de la justicia dilucidando si es o no delito la blasfemia o el exabrupto contra creencias e instituciones del Estado pervierte el fondo de un asunto que merecería una reflexión cuidadosa. Los enredos judiciales solo nos conducen a extremos adolescentes, como llenar páginas de prensa con los consabidos “me cago en Dios”, para defender a un actor que así se expresó. Lo urgente, por tanto, sería derogar esa ley para que empezáramos a considerar en serio si el lenguaje contribuye a esta ola de fascismo de nuevo cuño. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

Facebook comments:

Si no tienes Facebook, también puedes dejar tu comentario:

© Elvira Lindo 2014