Facebook Twitter Youtube Instagram
 

Mariano versus Rajoy

Sábado 27 de febrero de 2016  

  
Mariano no es el mismo. O por decirlo a la manera castiza, este no es mi Mariano que me lo han cambiado. Porque de siempre fue Mariano ese hombre afable, torpón, demasiado grande para su descontrol psicomotriz, que provocaba cierto aburrimiento pero nunca rechazo. En España, que somos tan de tradiciones, el adversario nos despierta una aversión tremenda, pero Mariano, por mucho que nos empeñáramos, no acababa de caernos mal. Los periodistas que trataban con él le definían como el clásico tipo que gana en la distancia corta. Incluso Pablo Iglesias, que no estaba dispuesto a creerse esta leyenda parlamentaria, se acercó un día a Mariano y tuvo que rendirse un poco, porque el ser humano Mariano le dijo, “bien, bien, vais bien”, y sólo le faltó rematar la frase con esa colleja cariñosa que te da un tío cuando le han informado de que progresas adecuadamente. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

Facebook comments:

Si no tienes Facebook, también puedes dejar tu comentario:

© Elvira Lindo 2014