Facebook Twitter Youtube Instagram
 

La Pantoja y Su Público

Domingo 21 de abril de 2013  

El pueblo llano, libre como siempre de toda culpa, acudió a las dependencias judiciales a gritar choriza a la misma tonadillera a la que gritó guapa el día en que enterraron a Paquirri. De pronto volví a ver a aquella otra Pantoja, a punto también de desvanecerse, con las obligadas gafas de sol de las folclóricas, dándole el último adiós al torero. La gente que compartía su dolor parecía la misma que esta semana la increpaba. De ahí me vinieron a la mente los días en que se destapó su romance con Julián Muñoz, el entonces alcalde de Marbella. Paseaban su amor en el Rocío, ese peregrinaje en el que las famosas fuman vestidas de flamencas y se lavan los pies con coca-cola. De aquella romería, la parte de mi cerebro que almacena el detritus guarda la imagen de Muñoz meando de espaldas a una carreta. Dirán ustedes que he consumido mucha basura. Juro que no, que simplemente he vivido en España. Vivir es ver: cuando no es en la tele, es en la peluquería; cuando no, en los mismos periódicos. Quien no ha visto lo que cuento es porque habita en la pureza. Enhorabuena. EL ARTICULO SIGUE AQUI >>

Facebook comments:

1 respuesta a:La Pantoja y Su Público

Popfilaxis y otras drogas de diseño Dice: Martes 23 de abril de 2013

Tenemos la costumbre muchos de nosotros de juzgar a las personas e incluso valorar todo aquello que conocemos a través de la prensa, medios de comunicación, e incluso el “correveidile”. A mí me pareció deplorable el recibimiento de esta mujer, independientemente de su condición como culpable en el caso de blanqueo. Felicidades Elvira por tu blog.

Si no tienes Facebook, también puedes dejar tu comentario:

© Elvira Lindo 2014