Facebook Twitter Youtube Instagram
 

Esperanza y Carmina

Domingo 13 de abril de 2014  

“Soy hija del Cuerpo”. Cuando la otra tarde, viendo Carmina y amén, la singular película de ese genio de la comedia que es Paco León, escuché a su portentosa madre soltar esa frase para burlar la ley, se me dibujó una sonrisa al recordar todas esas veces en que mi padre nos aconsejó que dijéramos lo mismo si teníamos problemas con la policía o con la Guardia Civil. No éramos hijos del Cuerpo, pero sí nietos y sobrinos. Algo contaría, pensaba mi padre, y puede que en vez de dos hostias te dieran solo una. Eran otros tiempos. Los adolescentes salíamos de casa para penetrar en una selva que nuestros padres jamás habían frecuentado. Solo les quedaba entregarnos el salvoconducto de sus influencias. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->> 

Facebook comments:

Si no tienes Facebook, también puedes dejar tu comentario:

© Elvira Lindo 2014