Facebook Twitter Youtube Instagram
 

El correveidile

domingo 3 de marzo de 2019  

Cuántas veces se va una a la cama tratando de discernir lo que piensa de las cosas. Y eso que casi todo te lo dan masticado. Ocurre algo y, en un pispás, ya tienes un destacamento de contertulios a favor, y otro en contra. Por eso sé que yo no sirvo para ese oficio. Me tentaron, y confieso que me halagó, pero admito que soy lenta, y necesitaría al menos un mes para saber qué pienso de un asunto. Se me viene a la cabeza, por poner un ejemplo de actualidad bastante rabiosa, lo del célebre relator. Desde que Carmen Calvo soltó dicha palabra, pasé unos días como rumiándola, relator, relator, relator, a ver si así lograba entender si se trataba de una persona que se encargaba de certificar lo dicho o era un individuo taimado de sangre reptilesca, puesto ahí por el Gobierno para certificar la crónica de una muerte anunciada, la de España. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

Facebook comments:

Si no tienes Facebook, también puedes dejar tu comentario:

© Elvira Lindo 2014