Facebook Twitter Youtube Instagram
 

El Artista y Los Otros

Domingo 8 de mayo de 2011  

“Soy un artista”. Así, sin que le temblara la voz, se nos definió el cocinero al presentarnos sus platos. Con esas palabras que tanto peligro tienen. Era como mi querido Joaquín Reyes haciendo de Galliano. Mis compañeros de mesa, gente brillante, humilde y de buen corazón, no hicieron ningún comentario sobre semejante sentencia, pero de manera inconsciente, mientras nos íbamos comiendo de un solo bocado los platos sobreexplicados por el maître, cada uno de nosotros sentía, casi sin llegar a dar forma a ese pensamiento, que no hay nada que despierte más la vergüenza ajena que la sobrevaloración de uno mismo. Hay individuos a los que no les basta con ser buenos cocineros, incluso cocineros cojonudos, no, ellos tienen que alcanzar la categoría de artistas, y es ahí donde se despeñan muchos, porque el grande de verdad prefiere ser nombrado por el nombre sencillo y sagrado de su oficio: sastre, modista, cocinero.

El artículo sigue aquí

Facebook comments:

2 respuestas a: El Artista y Los Otros

María Dice: Martes 10 de mayo de 2011

Desde luego le has bajado los “humos” al cocinero. ¡Pobre hombre!

Paco Galadi Dice: Martes 10 de mayo de 2011

Me ha gustado mucho la última frase del post. Saludos.

Si no tienes Facebook, también puedes dejar tu comentario:

© Elvira Lindo 2014