Facebook Twitter Youtube Instagram
 

Cinco Varones, Cinco

domingo 14 de abril de 2019  

Que haya paz: en el televisivo debate a cinco acordado como momento estrella de esta campaña electoral no habrá que usar el lenguaje inclusivo. Por mucho que Podemos se haya rebautizado con el femenino del plural aún sabemos distinguir cuándo el componente femenino está ausente del panel, aunque es posible que una parte cada vez más numerosa de la ciudadanía sea sensible a esa ausencia. Cinco-varones-cinco enfrentándose por el poder, y por lo que llevamos oído en la campaña ya observamos que no quieren rebajar los tópicos que adornan a su género. Ha sonado varias veces la palabra “cobarde” para definir al contrincante. Cobarde ha sido, tradicionalmente, el peor insulto con el que se podía calificar a un hombre, aunque por fortuna va quedándose patetiquillo, perdiendo prestigio en la medida en que se reconoce la fortaleza femenina, virtud que conjuga mejor con la prudencia, la valoración de riesgos innecesarios y una resistencia que, sin duda, puede considerarse valentía de fondo, que nada tiene que ver con la temeridad. Así que lo que hay que temer de veras es que el debate descienda a esos términos de descalificación rancia y bajuna. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ->>

Facebook comments:

Si no tienes Facebook, también puedes dejar tu comentario:

© Elvira Lindo 2014