Facebook Twitter Youtube Instagram
obama-birth-certificate1

Calumnia que algo queda

Domingo 1 de mayo de 2011  

Ya está. Lo consiguieron: el presidente de Estados Unidos, un negro que tiene Hussein como segundo nombre, ha mostrado su partida de nacimiento, y ese ser llamado Donald Trump, el último en apuntarse a las sospechas sobre el “verdadero” origen de Obama, se ha tomado este gesto como una victoria. Lo es: lo que viene a demostrar esa partida de nacimiento enviada a todos los medios de comunicación acreditados en la Casa Blanca es que siempre hay público para la estupidez. La prensa lo sabe y lo explota. Mi impresión es que cuando Barack Obama, en el encuentro con los medios esta semana, dijo aquello de “no quiero terminar sin decirles algo”, no estaba utilizando a los periodistas para que sacaran de dudas al millonario Trump sobre su lugar de nacimiento; no, Obama estaba dirigiéndose a aquellos a los que se les supone oficio para seleccionar la información, para acreditar su veracidad y no dar pábulo a rumores sin fundamento.

El artículo sigue aquí

Facebook comments:

1 respuesta a:Calumnia que algo queda

Laura Dice: Lunes 2 de mayo de 2011

Uf, leí este artículo ayer y hoy las cosas han cambiado mucho. Creo que el tema de la partida de nacimiento de Obama ahora pasará a un segundo plano. Si ayer todavía muchos lo miraban con recelo, hoy ha “matado” a Bin Laden, y ahora da igual que sea pekinés o peruano, porque para los americanos Obama es claramente un dios bajado del Olimpo.

Pero dejando a un lado el tema que ahora nos eclipsa, por desgracia siempre habrá gente que cree tener la verdad absoluta, y siente la necesidad de combatir (a su parecer) los males del mundo. Si por lo menos antes de intentarlo se mirarsen al espejo y no al ombligo, quizás la cosa cambiaría.

Si no tienes Facebook, también puedes dejar tu comentario:

© Elvira Lindo 2014