Facebook Twitter Youtube Instagram
 

Azaña y la joven cronista

domingo 3 de noviembre de 2019  

Me encanta imaginar la escena: una jovencilla de apenas 22 años, Josefina Carabias, cruzándose con el presidente del Ateneo, Manuel Azaña, en 1930. La institución está patas arriba, porque don Manuel, ese hombre que a la joven le parece un viejo aun sin serlo, ha decidido desapolillar el mobiliario, lacar puertas, restaurar cuadros, lámparas, colocar tal cantidad de ceniceros que a los ateneístas les resulte embarazoso tirar las colillas al suelo, y hasta se las ha arreglado para que el cantinero sirva un café en condiciones en vez de recuelo. El nuevo presidente, polémico y audaz, rodeado siempre de azañistas y antiazañistas, se entrampa, pero considera que para revitalizar un espacio de debate antes hay que modernizarlo. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

Facebook comments:

Si no tienes Facebook, también puedes dejar tu comentario:


Fatal error: Call to undefined function wp_pagenavi() in /homepages/7/d335636924/htdocs/blog/wp-content/themes/elviralindo/index.php on line 41