Facebook Twitter Youtube Instagram
Iberia

Aeropuerto 2010

Domingo 7 de noviembre de 2010  

Detesto volar. Vuelo porque todavía no se ha inventado la teletransportación. Pero no pierdo la esperanza. Las antiguas series de ciencia-ficción, de Star Trek Perdidos en el espacio, predecían un futuro donde la teletransportación sería la manera habitual de desplazarse. El habitante de aquellos mundos decorados en un pop futurista se metía en una especie de habitáculo, a camino entre la ducha y la cabina telefónica, pulsaba un botón y se esfumaba. Pero el futuro ha sido menos higiénico de lo que preveían aquellas series que a los niños nos fascinaban porque sus habitantes se alimentaban de píldoras en forma de lacasitos y nunca hacía frío. Era un mundo bajo techado, con puertas que se abrían automáticamente y tripulaciones vestidas con mallas. Pero sin duda el elemento más deseado de aquel futuro de Mr. Spock era el transporte mediante la desintegración. Lo que cualquier viajero actual (llamado “cliente” en aras de la modernidad) desearía mientras espera la cola para someterse al control de seguridad del aeropuerto. Yo también deseo desintegrarme mientras hago equilibrios con todo mi cargamento: en una bandeja, el ordenador; en otra, los zapatos, el cinturón, el reloj, el móvil, el bolso. Llevo una bandeja sobre otra y encima de todo, estupefacta, sentada sobre el ordenador, he colocado a Lolita, mi perra, que temerosa en medio de aquel gentío abre la boca y jadea.

El artículo sigue aquí

Facebook comments:

3 respuestas a: Aeropuerto 2010

M.ª Carmen Dice: Domingo 7 de noviembre de 2010

Hola Elvira,
Soy una fiel seguidora suya, y desayuno los domingos con su “Don de gentes”, para mí, lo mejor de El País. Pero al ver el título temía que versara a pie juntillas sobre tu intervención de este miércoles en la radio (sección que no me he perdido ningún día, de los pocos que lleva). Y así ha sido, no ha variado ni un ápice el fastidioso relato radiofónico de lo que le ocurrió en el aeropuerto. Como protesta, me parece estupendo, pero sinceramente, ha sido como repetirse. De todos modos, sigue siendo la mejor, y me divierto, y sobre todo aprendo mucho con usted. Un saludo,
M.ª Carmen, una jiennense residente en Madrid.

Unknown Dice: Domingo 7 de noviembre de 2010

Seria ideal la teletransportacion, no solo para evitar los caos del aeropuerto , tambien para los “caos” diarios de entrada y salida de la oficina, grandes almacenes , etc….

Joan Dice: Martes 9 de noviembre de 2010

Sra. Elvira:

A mi también me toca transitar por los aeropuertos de vez en cuando y ya hace tiempo comprobé aquello de que al igual que hay un area “dutty free” ( para vuelos extracomunitarios ) el aeropuerto en sí y todos sus trámites son una area “Constitución free” ( siempre ).

No he tenido una experiencia tan “rocambolesca y completa” como la que nos ha detallado pero si las suficientes como para tener claro que el avión siempre será mi última opción.

Se lo que supone quedarte sin billete por overbooking y que encima te argumenten que te has presentado tarde al mostrador (después de permanecer en cola más de 45 minutos). Se lo que supone que en T4 te hagan cambios de puerta de embarque que te supongan más de 30 minutos de inutil carrera. Se lo que supone que te pierdan la maleta y no te indemnicen. Se lo que supone que te cancelen el vuelo por “problemas tecnicos” ( que son de cash) y te obliguen a pernoctar y a madrugar a su antojo. Se lo que supone que te pierdan un enlace a otro vuelo y la compañía no se quiera hacer cargo por ser cuestión climatológica. Se lo que supone intentar entrar en Atlanta (USA ) y que los hombres de negro ( de traje y piel ) con mínimo 120 kg de “weight” te acongojen por ser “from Spain” y otros incidentes más …….

Lo siento pero me inclino por el AVE absolutamente en largas distancias. Los cercanias y regionales son fantasticos pero en las distancias cortas.

Si no tienes Facebook, también puedes dejar tu comentario:

© Elvira Lindo 2014