Facebook Twitter Youtube Instagram
 

De qué no hablan las mujeres

Domingo 18 de febrero de 2018  

Es esta la era de las mujeres. Quien se resista será aplastado por la evidencia. Desde una perspectiva reaccionaria, las que vivimos en países no violentos solo debiéramos alzar la voz por aquellas que son ultrajadas en tierras pobres o de conflicto, dado que se supone que ya gozamos de nuestros derechos. El qué más queréis si no tenéis que llevar velo, el qué más queréis si no os tapamos la cabeza, si no anulamos vuestra voluntad, el qué más queréis. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

Recuerdos del joven antifranquista

Domingo 11 de febrero de 2018  

Contaba 22 años José Luis Cancho cuando cuatro policías de la Brigada Político-Social le arrojaron por la ventana de una comisaría de Valladolid. Fue en la mañana del 18 de enero de 1974. Años más tarde, lo recordaría así en una entrevista: “Me tiraron porque pensaban que me habían matado. Pero lo curioso fue que no solo no me habían matado sino que tampoco me mataron cuando me tiraron”. Pasó una semana inconsciente, seis meses inmovilizado, un año con muletas, dos en prisión. De esta experiencia extrema parte un inusual libro, Los refugios de la memoria, en el que el autor comprime en 85 sorprendentes páginas toda una vida. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

¿Son felices los profesores?

Domingo 4 de febrero de 2018  

Si quieres tomar el pulso de tu país, escucha a los maestros y los profesores. Si quieres que un artículo provoque el anhelado click que hace las veces de levadura en la red, no escribas sobre lo que te han contado, porque lo que se espera hoy de cualquier columnista es que anime el cotarro, y animar el cotarro significa escribir sobre Cataluña, Puigdemont o Woody Allen, por poner tres ejemplos significativos. La educación interesa bien poco. Tan poco, que el gran acuerdo sobre nuestro sistema educativo sigue esperando turno porque antes ha de arreglarse España. ¡Como si eso fuera a ocurrir alguna vez! Además, para qué escribir, si cada español lleva en su interior un experto que arreglaría la educación en dos patadas. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

Una Lectura Imprescindible

Sábado 27 de enero de 2018  

Hay libros que merecerían ser recomendados con fervor para que el lector atento no se los perdiera. Eso es lo que debería ocurrirle a Laëtitia o el fin de los hombres, la desgarradora crónica del asesinato y posterior descuartizamiento de una chica de 18 años que tuvo lugar en Nantes en 2011, escrita por el historiador y sociólogo Ivan Jablonka.
Laëtitia se publicó en octubre pasado en España, pero a mi juicio no se insistió en el hecho de que se ha convertido ya con toda justicia en una de las obras fundamentales de la no ficción criminal. Se la compara con A sangre fría, de Capote. Error: Capote se permitió algunas fantasías que transforman su historia en una novela porque no cumplen con el sagrado compromiso de la veracidad. También se nombra insistentemente El adversario, de Emmanuel Carrère, pero las preocupaciones sociales de Jablonka convierten este trabajo exhaustivo sobre una víctima en algo más que la narración de unos hechos.
EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ >>

 

Traidora Atwood

Domingo 21 de enero de 2018  

Que una escritora que podría gozar de un momento dulce como Margaret Atwood salte a la arena y contradiga a algunas de sus fervientes admiradoras tiene mucho mérito. No sé si tiene razón, en estos tiempos nos faltan datos y matices, pero hay que reconocerle arrojo y honestidad. Atwood, la idolatrada autora de El cuento de la criada, trataba de explicar esta semana en un artículo del periódico canadiense The Globe and Mail, titulado Am I a Bad Feminist?, por qué había sido para ella una cuestión de principios firmar la carta pública en la que se reclamaba a la Universidad de British Columbia una investigación justa en relación a las acusaciones de abuso sexual que habían desembocado en la expulsión del escritor Steven Galloway, hasta el momento director del prestigioso máster de escritura creativa de dicho centro. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

Lo Que Julita Nos Enseña

Domingo 7 de enero de 2018  

De pronto, para mi sorpresa, algunos jóvenes políticos comenzaron a colgarse medallas con las hazañas de sus antepasados. Un abuelo muerto en la guerra. Y quién no. Las medallas por el comportamiento, he pensado siempre, no se heredan, ni para bien ni para mal, y los muertos, pasada una dictadura de cuarenta años, debieran ser de todos. Tanto como para que la derecha reivindicara de una vez por todas el lugar que le fue negado a los perdedores, como para que la izquierda entienda que la vida de nuestros padres transcurrió en el curso de un interminable régimen, y que en esa circunstancia hay que entender por tanto una evolución que se repite en muchos de ellos: de ser niños de la guerra a comulgar con el ambiente para sobrevivir, y luego, a despertar a nuevos horizontes de libertad personal y pública. Esa es la música de fondo del prodigioso documental Muchos hijos, un mono y un castillo del actor/director Gustavo Salmerón, que en vez de salir al mundo a rodar, se quedó en la casa familiar y ahí encontró, en esa letra pequeña y doméstica, el relato poco contado de la generación de nuestros padres. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

Cultura y Ansiedad

Domingo 31 de diciembre de 2017  

No voy a decir que es en las series donde se está haciendo el mejor cine en estos momentos. No lo diré porque de tanto como se ha escrito ha terminado por ser un lugar común. Y tampoco estoy tan segura de que así sea, sí lo estoy de que hablar de series en las reuniones familiares descarga tensiones, nos evita asuntos más espinosos y nos demuestra la fuerza que tiene la ficción en nuestras vidas, sea en el formato que sea. También, por estar a unas horas de terminar 2017 y hacer el inevitable inventario de lo vivido, observo cómo en cada época las polémicas que protagonizan la actualidad van mudando o turnándose, y que la presencia de artículos de información u opinión sobre la piratería se han caído de las páginas de cultura. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

En La Mente Del Asesino

Domingo 17 de diciembre de 2017  

Que el repugnante Charles Manson pueda provocar algún tipo de fascinación pop no es producto de una sociedad enferma, como se suele afirmar, sino de una suerte de romanticismo idiota que pulula en torno a los asesinos concediéndoles más misterio del que tuvieron. En general, este tipo de asesinos cuyos crímenes no responden a impulsos sino a patrones largamente acariciados desde la adolescencia no suele gozar de una inteligencia superior. Un cociente medio basta para perpetrar su hazaña y, a pesar de que tarden en ser apresados, para matar no es preciso una mente privilegiada sino crueldad, falta de empatía y una tendencia patológica a obtener placer con el sufrimiento máximo de otros, algo difícil de entender hasta para los psicópatas que no matan, que los hay. Los expertos en la materia se esfuerzan en desmentir lo que la ficción se empeña en afirmar. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

 

NO TE VAYAS SIN DECIRME ADIÓS

Sábado 9 de diciembre de 2017  

Viniendo yo de ese tipo de clase media de los 60 que revestía las estanterías del salón con las enciclopedias de las 7 maravillas del mundo y las novelas que iban marcando el Círculo de Lectores o la asequible editorial Reno, no puedo ni imaginar cómo hubiera sido mi infancia de haber crecido abrigada por paredes atestadas de libros, de haber tenido por casi familia a muchos de los intelectuales de esa época o de haber oído hablar en la cocina sobre Umbral, Semprún, Onetti, Múgica, Aranguren, Montserrat Roig o Borges como si fueran tíos lejanos. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->> https://elpais.com/cultura/2017/12/09/actualidad/1512844797_034096.html

 

Señoras Mayores Que Van Al Cine

Sábado 2 de diciembre de 2017  

Sí, sí, ya se ha descrito ampliamente. Es ese momento en que alguien se refiere a ti, en una tienda, en la calle, como señora, y aturdida te vuelves a buscar a la señora en cuestión, hasta que caes en la cuenta de que no hay más señora que tú. A partir de ese momento, la escena se va repitiendo hasta que asumes el recién estrenado tratamiento, hasta que, si eres vital, tienes sentido del humor, si ves la fiera venganza del tiempo con saludable ironía, irás encontrando ventajas a la nueva circunstancia y pensarás, pues ya que soy una señora, voy a ser más señora que ninguna, lo cual en mi experiencia no resta sino añade: añade libertad, afición indisimulada por las cosas buenas y un abrirle la puerta a cierta extravagancia, en el vestir, en el hablar, en nombrar las cosas en términos propios, en adecuar cualquier actividad pública a tu estilo. Porque el estilo es el atractivo de las señoras. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ ->>

Página 1 de 3512345...102030...Última »

© Elvira Lindo 2014