Elvira Lindo

 

La Última

Miércoles 25 de diciembre de 2013  

Tan bueno puede ser llegar como irse. Llegué a este espacio de 310 palabras hace 11 años. En estos 11 años me he esmerado por usar esas palabras para expresar más dudas que certezas. He tratado de dar mi opinión honradamente, aun presagiando en ocasiones que no sería bien recibida ni entre mis detractores ni entre mis amigos. He querido observar con respeto al adversario, aunque lo popular en nuestro país sea convertir al adversario en enemigo. He procurado no usar la columna como un púlpito, para eso ya están los gurús, los curas o los líderes, y yo no soy ninguna de esas tres cosas. He contenido mi ira, aunque sepa que la ira provoca más aplausos que la sensatez. He tratado de escribir en un tono de conversación, huyendo del griterío y de los puñetazos en la barra que tanto abundan. Eso sí, jamás he dejado de escribir lo que pensaba; habrá quien opine que he sido menos radical por aquello de no protestar por medio del insulto. Qué le voy a hacer. Todo esto no es algo que me haya propuesto: soy así, en esta columna y en la vida. Es posible que en ocasiones me pierda la buena educación, pero no puedo evitarla. Tampoco voy a pedir disculpas por ello.

He escrito sobre aquello que podía abarcar, jamás me he metido en asuntos que no controlara. Pero eso no me he librado de verme sacudida por unos cuantos líos, es algo inevitable: el que no se ve nunca en medio de una bronca es porque lo que escribe carece de importancia.
Me conformaría con pensar que gracias a alguna de estas columnas he provocado una conversación o he añadido un punto de vista algo original. Nada más que eso. Me voy de este rincón del periódico. Si viviera mi padre le tendría que explicar una y mil veces que no me han echado, que me marcho por voluntad propia. Él no lo hubiera entendido. Me habría dicho, ¿dejarlo, con la que está cayendo?

constitución-Española-1978-secreto-comunicaciones (1)

Constitución

Miércoles 11 de diciembre de 2013  

Lo más desesperante de esta época es que acaban siendo fundamentales unos debates que son posiblemente accesorios. Desde hace un tiempo, al hilo del independentismo catalán, se viene repitiendo como un mantra que es urgente que se cambie la Constitución. Al parecer, si esa Constitución se cambiara, se solucionaría el encaje de Cataluña, se ampliaría el sistema de participación de los ciudadanos, se aliviaría incluso la crisis económica y, lo que parece más importante, se adecuaría la ley de leyes a sus contemporáneos, dado que alguien por ahí ha difundido la certeza (con gran éxito de crítica y público) de que las Constituciones tienen que renovarse casi al tiempo que las generaciones. EL ARTICULO SIGUE AQUI >> 

 

El Estigma

Miércoles 4 de diciembre de 2013  

A un amigo mío le diagnosticaron VIH hace medio año. Tras un momento inicial de tristeza y desconcierto, reaccionó y buscó el amparo del equipo del doctor Clotet, especialista en el virus y líder de un proyecto que investiga la vacuna en la que hay puestas sensatas esperanzas; ahora mi amigo se siente protegido y menos asustado. Por fortuna, hacía muy poco tiempo que se había infectado y pudo entrar a formar parte de un grupo de pacientes que se prestan a probar en carne propia ese experimento. Siempre es alentador para un enfermo verse como un valiente pionero de toda una comunidad de infectados. EL ARTICULO SIGUE AQUI >> 

 

Mal Ejemplo

Martes 19 de noviembre de 2013  

Estamos ante un sistema perverso que ahoga el potencial de igualación social de la enseñanza pública, su misma razón de ser. Se reducen las plazas de interinos, no se aumentan las de fijos, sube la ratio de alumnos por aula y los profesores se ven obligados a aumentar sus horas lectivas, convirtiendo la jornada laboral en una carrera atolondrada de una clase a otra, y a menudo, de un universo a otro, dado que hace tiempo que los niños más tiernos comparten el instituto con alumnos de bachillerato. A los profesores no les llega la camisa al cuerpo y sufren ese desgaste sabiendo que ya no hay bajas que valgan, que las jubilaciones se retrasarán y que una vez que se apague el ruido de las manifestaciones públicas ellos solos habrán de enfrentarse a la precariedad diaria. Así ha sido siempre. EL ARTICULO SIGUE AQUÍ >> 

 

Entre Todos

Domingo 17 de noviembre de 2013  

Los impulsos caritativos fueron engullidos hace tiempo por la acción solidaria. Se trató de un acto de justicia social. La palabra “caridad” en sí no tenía culpa, ni tan siquiera en su acepción de virtud teológica, dado que define el auxilio que una persona le presta a otra; pero las palabras se acaban definiendo por su uso, y la caridad tiene hoy la innegable connotación de ser un parche a los derechos humanos, nunca la solución a la desigualdad. Eso no quiere decir que la generosidad con el necesitado no sea admirable. Los españoles están dando en estos tiempos prueba de ello, incluso ha habido un aumento del dinero, según datos de la European Anti Poverty Network, que destina el ciudadano a fines sociales en la declaración de la renta.  EL ARTICULO SIGUE AQUI >>

 

Chapucismos

Miércoles 6 de noviembre de 2013  

Wert, ese hombre de temperamento sanguíneo según la clasificación tradicional, está decidido a que compartamos sus frecuentes cambios de humor y en un mismo día nos somete a una decisión y a su contraria. Wert es un ministro de velocidad cibernética dado que el periódico de papel se le queda corto para tantos titulares diarios como ofrece. Ayer nos levantamos con la noticia de que se reducían a saco las becas Erasmus… EL ARTICULO SIGUE AQUI >> 

 

No Hay Otra

Miércoles 23 de octubre de 2013  

Esto es lo que pasa cuando se pergeñan apaños en la ley para responder a un clamor popular de justicia. El clamor popular es legítimo. Lo que uno desea, aunque no le unan con la víctima lazos de amistad o familiares, es que el culpable pague. El familiar de una víctima del terrorismo lo expresaba ayer de esta manera: “que se pudra en la cárcel como se están pudriendo sus víctimas”. Aun entendiendo las indiscutibles razones sentimentales que llevan a pronunciarse así, siente una un escalofrío al escucharlo: en primer lugar, por el muerto. EL ARTICULO SIGUE AQUI >> 

 

La Herida

Miércoles 16 de octubre de 2013  

Pienso que la cultura se defiende más y mejor por la vía de lo concreto. Divulgando y contagiando nuestro entusiasmo por aquellas obras que nos han emocionado o sacudido. Esa es la manera de defender la cultura, pieza por pieza. EL ARTÍCULO SIGUE AQUÍ >> 

 

A Lo Suyo

Martes 8 de octubre de 2013  

Cada cual tiene sus pesadillas recurrentes. Una que con frecuencia asalta mis sueños es la de encontrarme en un examen, pero no de vuelta a la niñez, sino en este presente, a mis años: estoy sentada en un pupitre ante un papel en blanco y no sé nada. Nada de nada. En ese momento siento una indefensión infantil y una vergüenza adulta. De niño sueñas con acabar la escuela, pero nadie te previene de que la vida laboral es un examen continuo. NADA más lógico que la ansiedad diaria se traduzca en el sueño como una prueba para la que no estás preparado. EL ARTICULO SIGUE AQUI >>

 

Sospechosos

Martes 1 de octubre de 2013  

Me sobra ese territorio de la especulación que excita la curiosidad mórbida del pueblo: esos frívolos estudios psicológicos que señalan, como dato significativo, que la madre tomara ansiolíticos. Ah, pero… ¿no los toma media España?, ¿es que media España no está apurada de dinero?, ¿no es este un país afectado por un desánimo general?, ¿es que no hay cientos de miles de padres separados? EL ARTICULO SIGUE AQUI >> 

Página 1 de 1712345...10...Última »

© Elvira Lindo 2014