Facebook Twitter Youtube Instagram
4429668407_68422ed879

Secretos

Miércoles 8 de diciembre de 2010  

Cuando llamábamos a la familia del pueblo había que hablar en clave, o no entrar en asuntos delicados, porque las llamadas se hacían a través de centralita y, aunque la relación con la telefonista fuera estupenda, incluso familiar, nadie podía creer que alguien que tuviera acceso a escuchar un chisme no se aprovechara de ello. A mí me enamoraba ese cuartillo en el que solo cabía aquel mueble enorme de madera, noble como un órgano, en el que había más orificios y clavijas que vecinos con teléfono. Poco se parecía la vieja telefonista a las de las películas americana.

El artículo sigue aquí

Facebook comments:

1 respuesta a:Secretos

lademarbella Dice: Martes 14 de diciembre de 2010

Mi abuela fue una de aquellas telefonistas audaces de los años 50. Y digo audaces porque gracias a mi abuela supe que había mas mujeres como ella a lo largo y ancho de España. Era viuda de guerra y de posguerra. Se casó dos veces. Tras la segunda defunción entró a trabajar en la cia telefonica y allí se jubilo por fuerza a los 74 años!!!! Estoy segura de que oia de todo pero jamas se iba de la lengua y se llevó cientos de secretos a la tumba.

Si no tienes Facebook, también puedes dejar tu comentario:

© Elvira Lindo 2014