Facebook Twitter Youtube Instagram
 

Perspectiva

Miércoles 6 de marzo de 2013  

Mientras la realidad escupe a diario un panorama sin esperanza hay por debajo una melodía sutil que se muestra en noticias esquinadas a las que a menudo no concedemos importancia. Pero la tienen. Tiene importancia, aún no se sabe cuánta, que a una criatura de Misisipi, tras haber comenzado a ser medicada desde su nacimiento contra el VIH, haya borrado el rastro del virus. El hecho aún entra en la categoría de milagro porque los científicos que, reunidos en un congreso en Atlanta, escucharon el relato de esta inaudita curación piensan que hay todavía muchas incógnitas que despejar. No se sabe tan siquiera la razón por la que la madre dejó de medicar a la niña. ¿Carecía de seguro médico para pagar el tratamiento que en EE UU asciende a 6.000 dólares al año? La información, firmada por Emilio de Benito, entraba en detalles sociales que en el caso de una enfermedad cronificada como es el sida son esenciales.

EL ARTICULO SIGUE AQUI >> 

Facebook comments:

Si no tienes Facebook, también puedes dejar tu comentario:

© Elvira Lindo 2014