Facebook Twitter Youtube Instagram
2665096624_45757f5a8d

El Silencio

Miércoles 24 de noviembre de 2010  

Siento una profunda curiosidad por los asistentes a los mítines. Me gustaría saber cómo hacen para que su pasión por un partido no decaiga. Me recuerdan a aquellas damas que por mucho que el marido les pusiera los antiguos cuernos (ahora cachos) se sentían compensadas con la dudosa honra que les otorgaba el apellido del varón y el orgullo de tener sus camisas colgadas en el armario. Amor ciego.

Sin pedir cuentas, la afición se presenta a los actos de campaña y, cante bien el artista o sea un desastre, quien no va a decepcionar es el público, que aplaudirá cuando el líder se ponga farruco y se reirá cuando llegue la parte chistosa. A nivel televisivo la grey mitinera cumple su función. Hasta ahí, el aparato de propaganda del partido se siente compensado. Lástima que, como tanto se ha dicho, no es a los fans a los que un candidato ha de convencer. Por mucho que le fastidie a dicho candidato los que importan son los reticentes, esos rencorosos que, por ejemplo en Cataluña, no olvidan el desastre que ha sido un tripartito que hasta los protagonistas tratan ahora de eludir en sus actos de campaña.

El artículo sigue aquí

Facebook comments:

1 respuesta a:El Silencio

jordi Dice: Viernes 26 de noviembre de 2010

no lo has podido expresar mejor. Yo pienso lo mismo. No entiendo la gente que va a los mitines y ya me hago hasta la pregunta Para que sirven ?? Solo para subir el ego de los políticos ?

Si no tienes Facebook, también puedes dejar tu comentario:

© Elvira Lindo 2014